14-05-2019 | 08:37

Familiares piden apoyo para persona con discapacidad

José Pedro Campo, tiene 47 años y padece distrofia muscular. La enfermedad no le permite movilizarse por sus propios medios y es de escasos recursos.

Otavalo. La vida para José Pedro Campo es un reto diario. Desde hace 6 años, no ha salido de la vivienda de su madre, ubicada en la calle Simón Bolívar, barrio El Cristal, en la parroquia Eugenio espejo, debido a su distrofia muscular que le ha dejado una discapacidad física de 89%.

Situación. Una vetusta casa de tapial acoge a José, su madre y una hermana que, a pesar de su enfermedad, se ha convertido en el sostén familiar. Su sobrino, Jefferson Campo es quien, con mayor frecuencia lo visita y ayuda en su cotidianidad. José recuerda que su enfermedad apareció hace unos 27 años. Actualmente tiene 47 años de edad y necesita ayuda para ponerse de pie, y realizar actividades cotidianas.

Parte de su vida. José se dedicaba al trabajo de jornalero. Recuerda que terminando la formación escolar inició a trabajar como peón de construcción y posteriormente realizaba trabajos vendiendo productos en otros ciudades. “Me ganaba la vida con mi sacrificio”, dijo

Apoyo. Según información proporcionada por el Ministerio de salud, José diagnosticado con Distrofia Muscular a través de la especialidad de neurología en el hospital San Vicente de Paúl de la ciudad de Ibarra. También se asegura que se da seguimiento permanente del paciente por parte del personal del centro de salud de Eugenio Espejo.

Telefónicamente nos comunicamos con la coordinadora zonal de La Manuelas, Fernanda Aguirre, quien afirmó que se atenderá inmediatamente este caso.