13-06-2019 | 09:30

Evidencias reviven lo que sucedió el 23 de agosto de 2018 en el control de Mascarilla

La indumentaria policial destruida del procesado, las prendas de vestir del hoy occiso, un celular, restos de bala, armas y municiones, son parte de las evidencias.

Ibarra. En un vehículo de la Policía Judicial, llegan las evidencias del caso Andrés Padilla Delgado a la sala en donde se desarrolla la audiencia de juzgamiento en contra de David V. El fiscal del caso, Edwin Anrango ha utilizado estas evidencias para describir lo que sucedió el pasado 23 de agosto, en el control policial de Mascarilla.

El segundo día de la diligencia judicial, la cabo primero de Policía Nacional, Diana Mafla, quien labora en la Dinased, mostró a los jueces las prendas policiales con desgarres textiles, el casco destruido y deformado y el chaleco antibalas con desgarres y cortes de forma lineal, pertenecientes del agente del GOE, David V; y, las prendas de vestir de Andrés Padilla, que fueron recolectadas en el hospital San Vicente de Paúl, luego de que se confirmara su muerte en dicha casa de salud.

Una a una se han ido recolectando dichas pruebas, que pasan por la fijación de los miembros de la Unidad de Criminalística y luego han sido ingresadas a la Policía Judicial. Las mismas fundas etiquetadas fueron trasladadas el 13 de septiembre a Quito hasta la Unidad de Criminalística, para cumplir con una parte de la investigación.

Artículos. Además de las prendas de vestir, entre las evidencias se encuentran también las armas que eran usadas por los tres agentes involucrados al inicio de la investigación, con sus respectivas alimentadoras y municiones (41 en total), según el proceso que reposa en la Fiscalía de Imbabura. A esto se suma un adoquín, con el que fue agredido, en el confuso incidente, un miembro de la Policía Nacional; tres kits de toma de muestras de residuos de disparos, pertenecientes a los tres miembros del GOE que fueron investigados al inicio del proceso; un tubo de ensayo con un fragmento de plomo deformado, muestras necrodactilias (técnica para la toma de impresiones papilares totales o parciales de los fallecidos); dos muestras tomadas mediante hisopado; un cartucho 9mm con fondo de percusión; un blindaje de munición 9mm; y, el teléfono celular de un testigo presencial del hecho, son parte de las evidencias que se han presentado en la controversial audiencia.

Todos los artículos están descritos en desde la foja 914 hasta la 927, dentro del informe de reconocimiento de evidencias físicas, presentados por dos peritos criminalísticos.

Entre las pruebas que se han ventilado en la diligencia de juzgamiento también se encuentran un sinnúmero de CD’s, en donde se han grabado testimonios, fotos y videos que han permitido ir esclareciendo el caso, tanto a la Fiscalía, como a la defensa del agente policial procesado.