17-11-2019 | 16:45
(I)

Creen que existió una negligencia médica en Ibarra

Mauro Hurtado contó que el 13 de noviembre nació su hija y en la intervención a su esposa, por error, le cortaron el recto y le practicaron una colostomía.

Ibarra. Desesperado, triste y buscando una respuesta a la situación en la que se encuentra su esposa, está Mauro Hurtado, quién denuncia una presunta negligencia médica. El hombre relata que su esposa ingresó a dar a luz la noche del último martes en el hospital San Vicente de Paúl (HS-VP), pero que jamás imaginó que el parto se iba a complicar y la madre de sus hijos, Eliana Salazar, de 32 años de edad, terminaría en terapia intensiva.

Mientras espera que lleguen las 12:00 para realizar la visita a su esposa, madre de la recién nacida a quien llamarán Anthonela y su niño de 10 años de edad, cuenta cómo fue que la situación médica de Eliana empeoró en el transcurso de pocas horas.

“El martes, a eso de las 20:30, mi esposa ya estaba con dolores de parto y salimos al hospital. A las 21:30 le indicaron que tenía seis de dilatación y ameritaba ingresarle a la sala de partos, hasta ese momento iba todo bien. Iba a ser parto normal y a las 00:07 nació Anthonela, luego paso a la sala de recuperaciones. Al día siguiente, en la mañana, dijo que sentía dolores en donde le cogieron los puntos por el corte que le hicieron para que naciera la niña, aparte me dijo que tenía sangrado, para el mediodía la molestia continuaba”, dijo Mauro.

Detalles. Asegura que al enterarse de las molestias de Eliana, tomó contacto con el personal médico y les comentó que estaba con dolores y sangrando, le respondieron que eso era normal y que ya le iban a decir al médico para que le revise.

“Se acercó un trabajador de la salud, no sé su cargo, él le tomó datos y dijo que iba a extraer una muestra de sangre para hacer un examen de laboratorio y poder saber el motivo del sangrado, ellos nunca me dijeron si ya llegaron los resultados, nadie se acercó a hablar conmigo. Al mediodía fue sola al baño, la gente da pésima atención porque no están pendientes de la persona que se está recuperando. Vi que en el baño sangró mucho y estaba casi desmayada. Volví a pedirles atención y me dijeron que ya mismo viene el médico. En la tarde volvimos con mi suegra, ella seguía quejándose, dijo que ya no resistía”, contó.

La tristeza se nota en el rostro de Mauro, pero asegura que en medio de la angustia, su pequeña Anthonela está ya en casa, al cuidado de sus abuelas. Cuenta que a las 21:00 de miércoles volvieron a la casa y pidieron en neonatología que les ayudaran, porque la pequeña no se estaba alimentando de forma adecuada.

“Pasada la media noche recibí una llamada del hospital y me dijeron que fuera de forma urgente, cuando llegué me llamaron al quirófano y me dijeron que Eliana estaba siendo intervenida. El médico me dijo que entró al turno a las 20:00 y valoró a mi esposa y se dio cuenta que tiene un sangrado extremo por el recto y ahí se percatan que, al momento de hacerle el corte para el parto, al parecer no procedieron bien y le perforan el recto”, dijo.

Mauro dijo que el galeno le aseguró que la herida superficial fue cerrada, pero quedó internamente perforada y en el transcurso de las horas, se infectó.

“Por eso entró al quirófano para hacerle una colostomía, ahí pregunte y me dijo que la situación es muy delicada y el cirujano me daría más detalles.

Mencionaron que le pasarían a cuidados intensivos, un médico me dijo que ella iba a salir entubada e iban a hacer lo posible por mantenerla bien”, agregó.

Contraparte. Salomón Pro-año, gerente del HSVP, mencionó que de forma semanal hacen un análisis de los casos complicados de mujeres embarazadas. “Hay que entender que del 100% siempre hay un pequeño porcentaje de alto y otro de muy alto riesgo y son pacientes que si no fueron intervenidas, podrían inclusive llegar a morir”, dijo.

Al conocer que el caso llegó a la Coordinación Zonal, dijo que es importante que los procesos se denuncien a las instancias correspondientes. “En calidad de gerente, no puedo tratar ninguna supuesta negligencia que haya cometido un profesional y, si alguien se siente afectado, tiene que hacer la denuncia a los organismos correspondientes, donde se tiene que hacer la investigación siguiendo el debido proceso para que se pueda esclarecer el tema.

Me parece muy bien que se investigue, eso es lo adecuado para ver que sucedió y determinar si hay responsabilidad”, añadió.