17-05-2019 | 10:51
(I)

Familiares de César Caluquí claman justicia

César perdió la vida en el sector del parque de Azaya, en medio de un confuso incidente. Sus familiares aseguran que fue asesinado y conocen a los responsables.

Ibarra. Un traumatismo cráneo facial severo, una fractura del cráneo y un edema cerebral, fueron las aparentes causas de muerte de César Caluquí Méndez, descritas en el certificado de autopsia emitido por una médico legista de la Fiscalía de Imbabura.

Según la primera investigación, la muerte del hombre que regresó a Ibarra luego de vivir 20 años en Italia, se trató de un accidente de tránsito, sin embargo sus familias denunciaron que fue un asesinato, ya que un ciudadano, identificado como R. R., le apuñaló para robarle y César, al intentar fugar del sitio, fue impactado por una motocicleta, aparentemente conducida por un hombre, identificado como G. R.

Stalin Caluquí, hermano de la víctima, señaló que dentro de la investigación revisaron las cámaras de seguridad del ECU 9-1-1 para comprobar lo que sucedió la noche del 7 de abril y, efectivamente, las imágenes comprueban sus testimonios.

Piden justicia. “Vimos los videos en donde el señor que está en la moto, tranquilamente, podía esquivar se, no lo hace y le impacta. El otro, el que le apuñala, declaró el miércoles y dice que no se acuerda nada, que ni siquiera le conoce a mi hermano, pero no pudo robarle nada porque el salía del fútbol y no tenía objetos de valor”, dijo el hermano de la víctima.

Por su parte su madre, Myriam Méndez, comentó que casi se muere al enterarse de lo sucedido.

“Estaba en Italia trabajando y mi hija me llamó y me pidió el número del pasaporte, yo como madre presentía que algo sucedía en Ecuador. Ella estaba llorando y vestida de negro, luego me contó que mataron a mi hijo”, aseguró la mujer.

La señora dijo que esto es muy doloroso y no quisiera que ninguna madre pasara por lo mismo. “Hemos estado tan lejos y que venga y le maten, no es justo. Vine a los dos días desde Italia para enterrar a mi hijo, a uno de los sospechosos le conozco desde niño, el dos o tres veces le llamó a mi otro hijo para decirle que quería arreglar, pero en la declaración dijo que no se acuerda de nada”, agregó.