29-11-2019 | 17:04
(I)

Buscan dar un giro al caso Padilla

Mientras la familia de Andrés Padilla solicitaba la máxima condena con agravantes, la defensa del policía David Eduardo V., alegó su estado de inocencia.

Ibarra. “Yo no quiero nada, solo pido justicia”, fue el grito de la madre de An-drés Martín Padilla Delgado, al inicio de la audiencia de apelación a la sentencia emitida en contra del miembro policial del GOE, David Eduardo V.

A la hora exacta, los miembros de la Corte Provincial de Justicia de Imbabura, presididos por el juez Javier De la Cadena, dieron inicio a la diligencia, ante la presencia de un alto contingente policial y los familiares de las partes involucradas.

El primero en tomar la palabra fue el fiscal Edwin Anrango, que en más de dos horas de exposición, brindó detalles de lo que sucedió el 23 de agosto de 2018, en el control policial de Mascarilla. Además dio a conocer a los jueces todos los indicios, pruebas y diligencias realizadas para demostrar la culpabilidad del miembro policial.

Después se concedió la palabra al abogado de la acusación particular de la familia Padilla Delgado, Jesús Alberto López, quien ha tomado la posta del proceso para esta nueva diligencia. Él insistió en el que el caso debía ser juzgado con la máxima condena con agravantes, en decir, más de 13 años de cárcel. En su argumento aseguró que Padilla estaba desarmado, de espaldas y que no se encontraba en riesgo la vida del policía procesado.

Contraparte. Mientras que el abogado del policía David V., Fernando Flores, dijo que la Fiscalía y la acusación particular se enfocan en tratar de agravar la situación del procesado, por cuanto no están conformes con la pena impuesta.

“El atenuante trascendental es que David V. ha presentado toda la ayuda y predisposición durante la investigación, para esclarecer todos los hechos. Hemos fundamentado nuestro recurso de apelación conforme a lo planificado. Estamos evidenciándole al Tribunal la existencia de muchos errores jurídicos que han sido cometidos en la primera instancia”, dijo el abogado ante los jueces.

Además agregó que los hechos que son de ataque, han sido calificados como resistencia, recordando que David V., se estaba enfrentando a un grupo, que el juez Miguel Solá, los calificó como delincuencia organizada.

“Existen más de 20 errores jurídicos que han sido expuestos, con la intención clara de que valoren nuevamente, correcta y jurídicamente, toda la prueba que ha sido actuada, cuya única conclusión es la ratificación de la inocencia de mi defendido”, concluyó el abogado defensor.