01-12-2019 | 10:43
(I)

Banda se dedicaba a adulterar licor

La organización delincuencial Los Táquez, fue capturada en Ipiales. Se estarían dedicando a falsificar y vender la bebida alcohólica que se produce en Ibarra.

Ipiales. Un duro golpe a la ilegalidad se dio en el departamento de Nariño, frontera con Ecuador. Para las autoridades, esta es la incautación más grande en este año.

Tropas de la Tercera División del Ejército Nacional, mediante trabajo articulado con el CTI de la Fiscalía, lograron la captura de cuatro sujetos sospechosos de adulterar, empacar y comercializar un licor que es producido en el cantón Ibarra.

Labores de seguimiento, vigilancia e inteligencia militar, realizadas durante varias semanas, permitieron hacer efectivas cuatro órdenes de allanamiento emitidas por la autoridad competente, para de esta manera, desarticular la banda delincuencial conocida co-mo Los Táquez, que se dedicaba a la producción y comercialización de licor adulterado en algunos municipios del sur del departamento de Nariño.

Detalles. Durante la operación se logró la captura de cuatro sujetos, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para adelantar su respectivo proceso de judicialización; así mismo, se llevarán a cabo las investigaciones para esclarecer si existen otros tentáculos delincuenciales que estén e-fectuando actividades similares que pongan en riesgo la salud de la población civil.

Es así que, en desarrollo de estas operaciones de control territorial y gracias al acompañamiento constante del CTI, se logró, la madrugada de ayer, la incautación de cerca de 50 000 botellas vacías, 15 000 estampillas, insumos y máquinas empleadas para la elaboración de este licor, el cual pretendía ser distribuido en la frontera colombo-ecuatoriana.

Declaración. Oswaldo Forero, comandante del Gru-po de Caballería Mecanizada Nro 3 “General José María Cabal”, dijo que

la investigación inició por la información que llegó a su teléfono y empezaron a seguir la pista a la organización. “Es un operativo de gran magnitud porque estamos hablando de casi

50 000 botellas, que estaban distribuidas en cuatro puntos y cada uno tenía su cadena de producción para poder sacar y comercializarlo”, manifestó.