12-01-2019 | 17:18

Asistente jurídico fue involucrado en el caso de la cárcel

Según la Fiscalía, el asistente de la abogada involucrada estuvo en el lugar de los hechos, sin embargo no fue encontrado en la oficina del director.

Ibarra. Aproximadamente a las 09:00 de ayer se suspendió la audiencia de vinculación y procedimiento directo en contra del exdirector del Centro de Rehabilitación Social de Ibarra, Marcelo Merino, la abogada particular Digna F., los dos privados de libertad Marcos Fernando R., Danny Vicente R., y, el asistente jurídico Jean Paúl E., este último que fue vinculado ayer al proceso judicial.

Los hechos. Las cuatro personas, supuestamente fueron sorprendidos en el interior de la oficina del exdirector Merino aproximadamente a las 22:40 del último 2 de enero, mientras se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas. El asistente no fue detenido la noche de los hechos, ya que estaba sentado en las afueras de dicha oficina y no tenía aliento a licor, según los testimonios que dio a conocer la parte acusatoria, presidida por la fiscal Alejandra Aguilar.

El hoy vinculado mencionó que la noche de los hechos únicamente se encontraba en el sitio porque fue a retirar a la jurista, con quién labora en un bufete de abogados. Sin embargo, varios guías de control penitenciario aseguraron que el y la abogada ingresaron juntos al centro penitenciario y que en poder de la mujer involucrada estuvo un bolso, en donde se presumiría que ingresaron las botellas de licor, ya que no se le realizó un registro de la cartera, pero a simple vista, no tenían dichas botellas.

Defensor. Paúl Ocaña, abogado defensor de la abogada y el asistente, mencionó que Fiscalía ha presentado sus elementos de convicción para que se realice la vinculación. “Se está juzgando el ingreso de artículos prohibidos al centro de rehabilitación y por eso están siendo procesadas. Vamos a descargar elementos a favor de nuestros representados para determinar que no se ha cometido el tipo penal”, agregó Ocaña.

Por su parte, Javier Valencia, defensor de los privados de libertad, comentó que esta diligencia tenía por objeto verificarse la vinculación solicitada por Fiscalía por otra persona que no fue procesada inicialmente en la audiencia de formulación de cargos, realizada el último 3 de enero. Además comentó que no sabe por qué se está involucrando a los internos, ya que ellos son personas vulnerables que se encuentran privadas de su libertad en un centro y no están por encima de ninguna autoridad. “La defensa va a enfocar su estrategia en ese sentido”, agregó el defensor.

Otra acusación. Por su parte, Leonardo Ponce, abogado de Marcelo Merino, aseguró que todo lo que ocurrió fue preparado y que el exdirector no consumió el licor y no es culpable, y que la prueba de alcoholemia salió positiva porque ingirió una jarra de sangría con otras personas en el almuerzo. “Esto fue una emboscada, porque el empezó a sanear. Hay denuncias de PPL que son y eran extorsionados en la administración anterior. El es un abogado joven que no está contaminado ni tiene antecedentes”, dijo el jurista, quién aseguró que demostrará la inocencia de Merino en el proceso. Ponce también comentó que se encuentra puesta una denuncia por sicariato en la Fiscalía de Imbabura y que su defendido aún no ha sido llamado para rendir su versión, ya que recibió amenazas que atentarían contra su integridad y la de su padre.