13-02-2020 | 11:00

Allanan vivienda de una supuesta expendedora de sustancias ilegales

Miembros policiales de la Unidad Subzonal de Antinarcóticos detuvieron a una ciudadana con casi un kilo de cocaína y marihuana en su poder.

Ibarra. Un arduo seguimiento que duró aproximadamente 30 días, permitió la captura de una mujer que se estaría dedicando a la venta de sustancias estupefacientes sujetas a fiscalización en el interior de su vivienda.

Luego de evidenciar el delito, y contando con la colaboración del personal del Eje Preventivo del Distrito Ciudad Blanca, los miembros de la Unidad Subzonal de Antinarcóticos de Imbabura, liderada por el mayor Ángel Vásquez, solicitaron la orden de allanamiento y la boleta de captura de la ciudadana, para ejecutar el operativo “Impacto”.

En presencia del fiscal de turno, los uniformados ingresaron al inmueble a las 18:00 del último martes y no les tomó mucho minutos para evidenciar sus sospechas y la denuncia de los vecinos del sector.

Declaración. En el interior del domicilio se encontraron 18 fundas plásticas tipo ziploc con una sustancia color crema, que luego de realizar la prueba de campo correspondiente dio positivo para cocaína. Además decomisaron dos envolturas cubiertas con cinta de embalaje y una funda plástica con una sustancia vegetal color verde que dio positivo para marihuana.

La mujer sospechosa fue identificada como Claudia Vanesa C., quien no registra antecedentes penales. Entre las evidencias también se encontraron 30 dólares.

Luego de realizar el respectivo pesaje Ángel Vásquez informó que en total se incautó 178,9 gramos de cocaína, lo que equivale a 1 789 dosis; y 813,8 gramos de marihuana, es decir 1 627,6 dosis. “La ciudadana sospechosa fue trasladada a una casa de salud, para que se emita el respectivo certificado médico, y luego se realizó su ingreso en el Centro de Detención Provisional de Ibarra, antes de ser puesta a órdenes de la autoridad competente. Las evidencias encontradas fueron ingresadas, bajo cadena de custodia, en la bodega de la Unidad de Antinarcóticos”, mencionó Vásquez, añadiendo que se trataría de un caso de alta escala con una pena de cinco a siete años de cárcel.