13-02-2019 | 12:40
(I)

11 femicidios en lo que va el 2019 se registran en Ecuador

El 19 de febrero concluye la etapa de instrucción fiscal en el caso de femicidio de Diana Ramírez. El 27 de enero se registró también un intento de femicidio en Ibarra.

Ibarra. Kimberly L., de 24 años de edad, aún llora la muerte de su madre. La joven se quedó a cargo de sus tres hermanos menores luego de que su progenitora, Yanet Verónica Q., fuera asesinada por su padrastro el 29 de enero de 2017 en el sector de Azaya.

La pareja habría tenido una discusión antes de que el militar en servicio pasivo le cegara la vida con una certera puñalada en el tórax.

El hecho conmocionó a Ibarra y se encuentra en investigación, sin embargo aún no se han formulado cargos en contra del principal sospechoso.

Para la primera hija de Yanet, la vida de su familia dio un giro radical luego del hecho. En una entrevista anterior mencionó a Diario EL NORTE que personalmente ha gestionado la investigación para que su padrastro sea aprehendido y juzgado por el crimen de su madre. Dijo que es indignante ver como él se conecta en las redes sociales, como si nada pasara.

Problemática. Los 11 casos de femicidio que se han registrado en lo que va de 2019 han conmocionado al país. Uno de ellos se suscitó en Ibarra el pasado 19 de enero, en el que un hombre de 22 años de edad, de nacionalidad venezolana, cegó la vida de una imbabureña ante la vista de decenas de personas. El hecho registrado en el centro de Ibarra fue presenciado a través de redes sociales por miles de personas y, horas más tarde, generó una ola de xenofobia en Ibarra.

Otro caso. El pasado 27 de enero, en el centro de Ibarra, miembros de la Policía Nacional aprehendieron a un sujeto de 31 años de nacionalidad colombiana que habría propinado un corte en la cabeza a su pareja, una mujer de nacionalidad venezolana de 28 años de edad.

El hombre fue dejado en libertad ya que la afectada no denunció el hecho y apoyó en todo momento a su pareja, sin embargo la Fiscalía reformuló cargos para que el hecho no se investigara por una agresión, sino por un intento de femicidio.

A pesar de ello, la mujer agredida, quién también habría causado un corte al investigado, no se ha pronunciado al respecto.

Protesta. La sociedad ha alzado su voz en marchas, plantones y caminatas rechazando de forma enérgica las agresiones en contra de las mujeres.

Activistas de varios colectivos incluso han pedido que se declare al país en estado de emergencia por estos hechos y esperan la respuesta de las autoridades.

Liliam Basantez, miembro del colectivo Más de Ocho, mencionó que dentro su organización aún no han dialogado sobre ese tema y tampoco se han pronunciado a las autoridades al respecto.

“Sé que el pedido se ha realizado desde el Consejo Metropolitano de Protección de Derechos de Quito. Como movimiento, a nivel nacional, no se está manejando esa propuesta, sin embargo sería importante que la petición llegue desde diferentes frentes, ya que es algo que las mujeres hemos venido pidiendo todo el tiempo, desde 2017.

Un estado de emergencia significa que el Estado debe disponer de todos los recursos al tema”, mencionó la activista ibarreña.

El Código Orgánico Integral Penal define al femicidio como las relaciones de poder manifestadas en cualquier tipo de violencia, cuyo resultado es la muerte de una mujer por el hecho de serlo o por su condición de género.

Este delito se sanciona en el Ecuador con una pena privativa de libertad de 22 a 26 años.