Suben condena a 16 años para asesino de Pamela Orellana

p38f1IBARRA. Mónica Mejía, madre de Pamela Orellana visita la tumba de su hija una vez al mes. La víctima de 19 años de edad fue asesinada por su novio, el judoca Santiago Chiluisa. El Tribunal Primero de Garantías Penales de Imbabura lo sentenció a 12 años de reclusión mayor pero los padres de la víctima apelaron la sentencia. Ayer el caso fue ventilado ante los magistrados de la Sala de lo Penal de Imbabura quienes subieron la condena.

 

Proyectos. La madre de la universitaria, aseguró que ella no quería que le rebajen la condena al culpable de la muerte de su hija. La fallecida soñaba con terminar la carrera de Zootecnia. A Pamela le gustaban los animales. En la casa de sus deudos aún tienen a la perrita que era de la fallecida. Se llama `muñeca´.
A las 09:00 de ayer se instaló la audiencia de apelación ante los tres jueces de la Sala de lo Penal los magistrados subieron la condena de 12 a 16 años de reclusión mayor especial.
Santiago Ch., mantuvo una relación sentimental con Pamela por seis años y en octubre pasado ambos mantuvieron una discusión que fue subió de tono. De pronto Santiago la tomó por el cuello y le provocó asfixia. La autopsia reveló que murió estrangulada.
En la audiencia de juzgamiento ante el Tribunal Penal, Santiago Ch., pidió disculpas por lo ocurrido a los padres de Pamela: Mónica y Xavier Orellana. Él aseguró que no quiso matar a su pareja. Sus familiares en los pasillos decían que Santiago es inocente.
El joven deportista de 23 años deberá permanecer en el Centro de Rehabilitación Social de Ibarra donde pagará su pena.