Su meta es la de servir con calidad a la gente

“Para poder brindar un servicio de calidad”, fueron las palabras que, propietarios y trabajadores, de locales de comida en Ibarra manifestaron al preguntarles sobre los beneficios de la reciente capacitación que el Arcsa les brindó sobre la manipulación correcta de alimentos. Diario EL NORTE visitó a los establecimientos de “El Palacio del Marisco”, “Las Alas Doradas” y la picantería “Hermanos Moreira”.
Arcsa realiza estas jornadas de socialización con el propósito de impartir conocimientos básicos a los dueños y administradores,  de los restaurantes y bares,  para que puedan ofrecer alimentos inocuos y aptos para los clientes.
Para la socialización cuenta se envió una invitación a todos los usuarios de su base de datos. Esto con el fin de socializar los puntos como: infraestructura de las plantas procesadoras de alimentos, higiene del personal, métodos de limpieza y las claves de la inocuidad.
Con estas campañas se han beneficiado al momento un total de 571 usuarios que tendrán un seguimiento para verificar los procesos de mejoramiento continuo que tendrán producto de las capacitaciones.

UN APORTE PARA ELLOS
Mónica Naranjo, propietaria de la cevichería “El Palacio del Marisco”, fue una de las beneficiadas de estas capacitaciones. Ella comenta: “Ahora gracias a esta capacitación podemos hacer nuestro trabajo de mejor manera. Es importante que se realicen este tipo de cursos para que podamos estar aptos para brindar un servicio de calidad en todo sentido”.
Mónica está muy agradecida porque además de conocer sobre el adecuado manejo de los productos de consumo también pudo aprender la manera adecuada de tratar a todos sus clientes.
Caminando un poco más al oriente, en el Terminal Terrestre, se encuentra ubicada en el patio de comidas la picantería “Hermanos Moreira”, uno de sus propietarios, Cristian Moreira dijo: “Pudimos conocer el mantenimiento de los productos, aseo de personal y varios consejos que a veces se desconoce. Esto nos ayuda a brindar una buena atención ya que la atención es la carta de presentación de cualquier local”.
Cristian vio esta iniciativa como un aporte para que se pueda seguir creciendo y fomentar a las personas, que están encargadas de llevar productos alimenticios, un pensamiento responsable y de calidad.
Un poco más al centro se encuentran las instalaciones de “Las Alas Doradas”, allí encontramos a Jefferson Duarte, uno de los trabajadores de este local de comida que asistió a la capacitación. Él manifestó: “Pudimos ver todas las formas de mantener en orden los alimentos. La manera adecuada de tener aseadas las cosas. Fueron varios aportes que me enseñaron más para mi trabajo diario”.
Jefferson lleva cinco años en este local y cree que es importante que se repitan este tipo de capacitaciones. Gracias a esta campaña él comenta que la base para que se pueda brindar un producto óptimo  es: “Calidad del producto y en segundo la atención al cliente con cordialidad”.