Su debilidad es la comida rápida

altEEUU. “La gente a veces piensa que estoy embarazada”. Así describe Fergie las subidas y bajadas repentinas de peso que sufre, y es que las dietas equilibradas no son lo suyo. La cantante admite que le falta fuerza de voluntad cuando pasa por delante de un local de comida rápida.
 

 


Es un problema difícil. Fergie ha posado para la revista Allure luciendo una esbelta figura, pero ha dejado claro que no siempre es así. La cantante sube y baja de peso constantemente, y se emplea a fondo para intentar llevar una dieta equilibrada.
 “La gente piensa a veces que estoy embarazada porque mi peso fluctúa. Gano y pierdo peso en todas partes de los muslos para arriba”, ha declarado en la entrevista.
Y es que Fergie, como la mayoría de mortales, lo pasa mal haciendo régimen, y siente una especial debilidad por la comida rápida, todo un bache en su fuerza de voluntad.
“El problema es mi disciplina. Si veo un Jack in the Box o a DelTaco (locales de comida rápida), impulsivamente lo quiero. Estoy trabajando progresivamente en esa área”, confiesa.
Otra cuestión a tener en cuenta es el paso de los años, que a sus 36 primaveras ya se deja notar, pero Fergie no se preocupa demasiado: “Solo intento envejecer con elegancia”.