Stuart Somerville, parapentista que murió en Yahuarcocha, no era un novato

parapentistaIbarra.- Fue su último vuelo en parapente. Murió haciendo lo que le gustaba. El escocés , de 48 años, murió el 28 de diciembre de 2016 en pleno vuelo. Al descender, casi a unos 400 metros de altura se impactó contra la laguna de Yahuarcocha.

Luego de la caída fue rescatado por otros parapentistas que se encontraban en un bote. El extranjero recibió los primeros auxilios por parte de los bomberos de la estación de Yahuarcocha, que confirmaron su fallecimiento.

En la página de Facebook, Jorge Duque, de Flyecuador, informa sobre el deceso de quien llamó amigo y piloto.

“En la mañana hizo un primer vuelo relajado. Al segundo vuelo entró alto calculo 400-500 (metros) nosotros ya nos retirábamos…”.

Pero no se fueron del lugar, porque Stuart antes de iniciar el vuelo les mencionó que iba a intentar un sat (maniobra que consiste en una espiral, en donde el centro de la rotación está entre el parapente y el piloto).

“Se vio que solo se embarrenó bien centrifugado y no salió ni tiró paracaídas”. Al no tirar el paracaídas, Stuart cayó fuertemente a la laguna Yahuarcocha. El fiscal encargado de este caso, Andrés Jaramillo, mencionó que el cuerpo fue trasladado al Centro Forense de Esmeraldas. También informarán a la Embajada para dar con el paradero de familiares del fallecido.

Quienes lo conocieron manifestaron que no era novato en este deporte. “Stuart era un gran piloto experimentado”, precisa Duque. Los parapentistas están de luto. No era la primera vez que Stuart visitaba Ibarra. Estuvo en la ciudad hace tres años en donde también realizó el vuelo en parapente. Hace ese mismo tiempo ocupó el podio en Flyronman.

Residía en Colombia. Viajaba en moto. “Antes de comprometerme a futuras misiones… en mi futura bicicleta para ser Royal Enfield 500 o en Suzuki vstrom 600/1000 días felices…”, escribió Stuart en su Facebook el 24 de diciembre. Pero, las futuras misiones ya no llegarán pues la última la realizó sobre la laguna de Yahuarcocha.