Investigan sospechoso crimen de un ciudadano

Antonio Ante.- Los hechos se suscitaron el último lunes en el cantón Antonio Ante, en la parroquia Andrade Marín. Luego de luchar contra una herida de bala, el ciudadano identificado como Patricio René A., de 56 años de edad, perdió la vida en una clínica. Lo que más preocupa a los familiares es que el hombre, antes de morir, aseguró que quienes le dispararon eran miembros policiales, dicha versión también se encuentra en el reporte policial que se desarrolló luego del incidente.

Sobre lo sucedido
Miembros policiales del Móvil Textilero y personal de la Dinased, tomaron contacto con un paramédico, quien les manifestó que estaba atendiendo a un herido quien aseguró que no quería ver a la Policía, ya que personal de esta institución le habría disparado.

Los agentes del orden, según el reporte policial, observaron que en la mano derecha del hombre se encontraba amarrado un alambre de púas, que fue retirado antes de que subiera a la ambulancia.

El médico le despojó de su vestimenta, tras ingresarlo a la ambulancia, observó que tenía una herida de arma de fuego. El hombre se encontraba grave en el hospital de Atuntaqui, por lo que vieron necesario ingresarlo hasta unaa clínica, en donde murió luego de unas horas.

El paramédico también hizo la entrega de un guante, en presencia de los familiares, donde en su interior contenía un papel, el mismo que fue ingresado bajo cadena de custodia. El hecho se dio a conocer al fiscal de turno en el cantón.

Versión de la viuda
Los miembros policiales se contactaron con la esposa del hoy fallecido, quien les aseguró que Patricio, aproximadamente a las 06:15 había salido de su domicilio, ubicado en la calle Imbabura, con dirección a su terreno en Andrade Marín, a unas tres cuadras de su domicilio, a recoger palos para poner en un azadón.

A las 06:55 la ciudadana recibió una llamada de su hermana, quien le indicó que a su esposo le habían disparado y que estaba muriéndose en el terreno. La mujer encontró a Patricio en el piso, con las manos maniatadas con un alambre de púas y un pequeño orificio en el tórax.