Son cinco los candidatos que van por la Alcaldía de Tulcán

Tulcán. La capital carchense elige el próximo 24 de marzo al nuevo alcalde del cantón Tulcán y su equipo de concejales; cinco urbanos y dos rurales. Para estas elecciones están inscritos cinco candidatos que participan por alcanzar esta dignidad. Se trata de dos abogados, un arquitecto, un economista y un docente.

Postulantes. El primer candidato es Cristian Benavides, abogado en libre ejercicio que ya participó en 2014 como candidato a la Alcaldía invitado por el Partido Socialista. Ahora con la organización política cantonal Somos asume este reto como uno de los candidatos más jóvenes.

Por la alianza Conservadores-Partido Social Cristiano, el candidato es Andrés Ruano. Es abogado y ha sido concejal por dos ocasiones. Una de ellas asumió la función de vicealcalde.

El tercer candidato es Hugo Sánchez Escalante, un arquitecto que representa al movimiento Juntos Pode-mos . Bajo la consigna de “Una visión diferente” Sán-chez propone atender al cantón en regeneración de espacios urbanos y turísticos.

Participación. El cuarto candidato por esta contienda es Ramiro Mera quien representa a la organización política Alianza PAIS. Sin embargo en las elecciones anteriores participó también por la candidatura a la Asamblea por el partido Adelante Ecuatoriano Adelante.

La carta de Izquierda Democrática hacia la Alcaldía de Tulcán es Ramiro Narváez. Es economista de profesión y laboró como funcionario de la Prefectura del Carchi en el cargo de director de Desarrollo Económico Local. Su plan de trabajo dice se enfoca en reestructurar el modelo de gestión municipal. El pasado lunes junto a la comitiva de candidatos a concejales solicitó a al actual alcaldesa. Sonia Vaca, información sobre la situación real del Municipio de Tulcán, incluido el tema económico.

“Las obras de último momento que se están realizando están dejando a Tulcán prácticamente ahogado en deudas. La obras que se están haciendo no han sido financiadas con el presupuesto de la administración actual; esas obras han sido financiadas con el presupuesto del próximos alcalde”. Para Narváez el próxima alcalde deberá asumir las deudas del pasado y del presente que quedan pendientes por parte del alcalde saliente.

Los retos. El sucesor de Julio Robles, quien estuvo por una década en la Alcaldía, deberá resolver problemas urgentes como el tema del agua potable.

La red, que cumplió su vida útil, debe ser reemplazada lo que significa una inversión económica millonaria para un Municipio que no dispone del suficiente recurso y que en los últimos años vio reducido progresivamente su presupuesto. Si bien la administración actual presidida por Sonia Vaca está dando continuidad a obras como el cambio de 12 kilómetros de tubería de la red de conducción, el reemplazo total y progresivo de la red cantonal es urgente para evitar los continuos desabastecimientos de líquido vital.

Para Marco Mora, dirigente del barrio San Miguel del Norte a eso se suma la necesidad de proyectos de regeneración urbana y atención a más de 130 barrios, sitios de esparcimiento para la ciudadanía, pero también para potenciar el turismo local.