Son 38 agresiones a policías en lo que va del año en Imbabura

Ibarra. Varias han sido las agresiones que en los últimos meses han sufrido los agentes civiles de tránsito y los miembros de la Policía Nacional, a nivel nacional y a nivel de la provincia, por parte de ciudadanos que se resisten a acatar la ley.

El último inicidente se registró la tarde y noche del jueves, en el que cuatro miembros policiales fueron agredidos, incluso con gasolina por parte de ciudadanos en el sector de Pimampiro.

Esto ha generado la reacción de las autoridades policiales en la que manifiestan que las sanciones para los infractores deben ser más drásticas.

Reacciones. “Incidentes como estos, acá en la provincia en lo que va del año, se han dado 35 incidentes, lastimosamente de este total 27 han sido sancionados por contravención, es decir de 2 a 5 días de cárcel. Aquí hay que tomar muy en cuenta que la contravención debe ser entre personas privadas, nosotros somos policías uniformados, representantes del Estado, encargados de hacer cumplir la ley y cuando se van en contra de esta actividad propia de los miembros policiales se está incurriendo en un delito, y esto no lo estamos inventando, nosotros, esto está estipulado en el COIP, Art. 283”, dijo Víctor Hugo Zárate, jefe de la Subzona de Policía en Imbabura.

La ciudadanía conoce que la Policía está empeñada en reducir los índices delincuenciales, pro este tipo de acciones denotan la falta de cohesión entre las instituciones.

Art. 283. COIP. Ataque o Resistencia. La persona que

ataque o se resista con violencias o amenazas a los empleados públicos, a los depositarios o agentes de la fuerza pública, a los comisionados para la percepción de los impuestos y contribuciones, a los ejecutores de los decretos y fallos judiciales, a los guardas de Las aduanas y oficinas de recaudación y a los agentes de policía, cuando obran en ejecución de las leyes, o de las órdenes o reglamentos de la autoridad pública, serán sancionadas con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

Si la conducta prevista en el inciso anterior ha sido cometida por muchas personas y a consecuencia de un

concierto previo, serán sancionadas con pena privativa de libertad de uno a tres años.

En los casos de los incisos anteriores, si las personas, además, están armadas, serán sancionadas con pena

privativa de libertad de tres a cinco años.

La persona que incite a la Fuerza Pública a ejecutar las conductas anteriores, será sancionada con pena

privativa de libertad establecida para cada caso incrementada en un tercio.

Si como consecuencia de la incitativa resulta un conlficto el el cual se producen lesiones, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años y si se produce la muerte, será sancionada con pena privativa de libertad de veintidós a veintiséis años.

Indefensión. Zárate considera que hasta cierto punto los miembros policiales se sienten en la indenfensión. “Existe resistencia en acatar los procedimientos policiales por ciertas personas. Reitero esto cambiará cuando tengamos el respaldo de todas las autoridades. En Pimampiro les botaron gasolina a los policías no para refrescarles sino para quemarles”, dijo.

En algunos casos, a nivel de país, los miembros policiales han sido hospitalizados por las agresiones.
Personal policial durante la reconstrucción de los hechos , de una agresión policial, registrada en la parroquia de Salinas.