Son 13 en Otavalo

Para los seguidores de la cabalística el número es bueno para los supersticiosos no, pero es lo real, Otavalo capital intercultural del país tiene 13 candidatos que buscan llegar a sentarse en el sillón reservado para el burgomaestre criollo.

Me centro en esta ciudad, no solo por lo que nos quiere decir el número, sino también porque son 5 las candidaturas de kichwas, número que está dentro de la cabalística.

De ellos cuatro, tetralogía, apelarían a la fidelidad del voto kichwa y de las comunidades rurales, por ende hablan de triunfo; tremendo error porque eso no se ha comprobado, ese voto es más frágil y se divide fácilmente además que en las estadísticas cuentan con un porcentaje elevado de ausentismo.

En el sector urbano, se destaca la candidatura de la única mujer, chulla para la cabalística, me parece que como estrategia busca el voto femenino, pero este es como el voto kichwa, sin fidelidad comprobada, sino fuera así hace rato que tuviéramos solo autoridades mujeres.

No creo haya novedades, conversando con la gente abiertamente nos dicen que para alcalde buscan cambios a la situación actual y hacen énfasis en la honradez y experiencia para el puesto, o sea como que no hay mucho que decir ahí.

El punto a este número, más allá de la cabalística y superstición, es la pelea que existe para no ser quien lleve el farolito del final.