Solca inicia una semana de campaña para prevenir el cáncer de mama

Desde el 1 hasta el 29 de octubre la Unidad Oncológica Solca Imbabura emprende la campaña por el Día Mundial del cáncer de mama. La finalidad, como cada año, es motivar a las mujeres a hacerse un chequeo médico y evitar un posible cáncer de mama.

Para eso, Solca Imbabura ha reducido el costo de mamografía, ecografía mamaria, consulta médica. Todo esto para mayores de 40 años y por un precio de 56 dólares, lo que normalmente suele costar aproximadamente USD 70.

Asimismo, para menores de 40 años está la ecografía mamaria y consulta médica por 30 dólares.

Verónica Chávez, directora médica de Solca Imbabura y cirujana oncóloga de la unidad, explicó que Solca tiene como bandera la promoción, prevención, educación y detección oportuna de cáncer en general.

Pero cada año, en el mes de octubre y específicamente el 19, que es el Día Mundial de lucha contra el Cáncer de Mama, “Solca no se queda atrás en esta lucha”, dijo la doctora Chávez.

Además, añadió que es importante concientizar a la ciudadanía sobre la prevención y la detección oportuna, lesiones de mama tumorales y cancerígenas que son detectadas oportunamente tienen un opción de tratamiento y pronóstico de la propia enfermedad puede ser muy favorable.

Sin embargo, de acuerdo a las estadísticas actuales del registro nacional de tumores se ha emitido nuevas incidencias, por lo que actualmente en primer lugar está el cáncer de tiroides, seguido del cáncer de mama y cáncer de cuello uterino.

Para la directora médica de Solca Imbabura, el cáncer de mama es una patología con bastante incidencia, “la tasa de incidencia estandarizada aquí en el Ecuador está en el 39.4 % por 100 mil habitantes”.

La especialista también indicó que la población femenina es la que mayormente llega a las consultas. Solca Imbabura registró el año anterior 68 casos de cáncer de mama, por lo que la tendencia del incremento se debe a muchos factores, de acuerdo a la doctora Chávez están las radiaciones, el factor genético, y también los ambientales como la inadecuada alimentación nutricional, la falta de ejercicio o el sendentarismo.

Asimismo, las causas en sí son mutaciones genéticas del paciente y por los factores de riesgo esta enfermedad puede presentarse.

Por lo general las mujeres mayores de 40 años pueden hacerse la mamografía, pero si en la familia hay alguien con cáncer de mama el riesgo sube a un 50 %, por lo tanto, esta persona tendría que hacerse un examen más precozmente.

La experta también comentó que la cirugía cada vez es más limitada cuando se detecta a tiempo la enfermedad. Y si el paciente es diagnosticado precozmente el tratamiento va a hacer también limitado, pero si la enfermedad es detectada en un estado más avanzado la parte quirúrgica no sería la primera instancia del tratamiento, se pasaría a las quimioterapias.