Sobre la cumbre de la ONU

Decía Henri Bordeaux que “la política es la historia que se está haciendo, o que se está deshaciendo”; y esto es lo que, hasta la fecha, podemos concluir de lo publicado en prensa sobre la cumbre de la ONU que se celebró en Nueva York.

Es suficiente, por ejemplo, con echar una lectura rápida a los titulares de prensa. Acabo de leer, mientras escribo estas líneas, dos titulares que confirman la cita de arranque de este artículo.

El presidente de los Estados Unidos dejó en este encuentro una frase, nada nueva para él, pero que debe hacernos “el futuro pertenece a los patriotas, no a los globalistas”; mientras hay quien habla de una posible nueva crisis económica mundial, cuando apenas hemos salido de la anterior, que curiosamente, comenzó allí, y nos afectó a todos. Pero no quedan ahí las frases patriotas en la cumbre de la ONU. El presidente de Brasil afirmó en su apertura que “es una falacia decir que la Amazonia es patrimonio de la humanidad” y que cualquier iniciativa para proteger el pulmón verde “debe incluir un total respeto a la soberanía” de su país.

Como ven sigue lejos de tender puentes. Ambos hacen y confirman con su actitud que son políticos, ya que, como decía Otto von Bismarck “el político piensa en la próxima elección; el estadista en la próxima generación”. Se ve que no les interesa el futuro de estas generaciones. Pero, ¿se han parado a pensar que, al resto de los mortales sí? Los políticos de hoy poco piensan en el mañana.