Sixto Recalde, un emprendedor que desde hace 27 años se dedica los frenos

frenosIbarra.- Sixto Recalde pasó 15 años en Quito aprendiendo a remachar frenos y al ver la necesidad de su familia decidió ponerse su propio negocio en la avenida Jaime Rivadeneira y Elías Almeida, hace 27 años.

El emprendedor hace la comparación entre la zapata y la suela de un zapato.

“Se acaba la suela y hay que sacarle la vieja y poner una nueva, así mismo es el proceso con la zapata”.

Mientras está en su local y se escucha el ruido de la máquina que usa Sixto para remachar, recuerda que empezó el negocio con deudas y con una máquina.

“Poco a poco fuimos creciendo, me fueron conociendo”, asegura Sixto, quien añade que en todo negocio el comienzo siempre es duro.

Nuevos locales. Sixto menciona que hace 27 años, cuando empezó, en la Jaime Rivadeneira, también comenzaron a abrir nuevas mecánicas.

Al principio trabajó solo, pero después se unió su esposa, Rita Falconí y su hijo, Damián, quien tiene la misma edad del negocio.

En 15 minutos dice que termina de hacer un par de zapatas para un camión.

También cuenta que como no tenía dinero suficiente hizo su propio horno para las zapatas y que todavía le sirve.

Las vitrinas donde guarda algunos productos también fueron hechas por él mismo desde un principio.

Apoyo familiar Damián Recalde creció junto a la remachadora, “me he educado con esto, gracias al trabajo de mi papá he podido salir adelante. Me siento muy feliz al ver que el negocio crece y que él se sienta bien porque hace lo que le gusta”.

Damián ya culminó la carrera de Comunicación Social, es periodista y actualmente trabaja en una radio de la ciudad.