Sistemas electrónicos del auto

IBARRA. La electrónica invade ya cada rincón del automóvil y estamos ante una nueva revolución (la llegada de los sistemas multiplexados) que permitirá incorporar aún más componentes inteligentes, como aparatos de radio que modulan el volumen en función de la velocidad, cristales que se oscurecen según la intensidad de luz que reciben, sistemas de navegación, sistemas de aproximación para facilitar el aparcamiento, y un largo etcétera. Todos estos sistemas hay que diagnosticarlos o, al menos, interpretar sus autodiagnósticos.

Antecedentes y desarrollo. En un principio la electrónica se utilizó en los automóviles para la instalación del sistema de encendido, sustituyendo los clásicos platinos, para incorporarse más tarde a los sistemas de inyección de gasolina. A partir de aquí los diferentes sistemas utilizados en el automóvil se han ido beneficiando de una aplicación cada vez mayor de la electrónica.
Nacieron así sistemas como el ABS (el antibloqueo de frenos), el airbag, las suspensiones inteligentes, etc. Hoy en día la lista de sistemas electrónicos implementados en cada uno de los vehículos es realmente extensa, independientemente de su categoría, marca y modelo.
Desde el más pequeño utilitario hasta la más sofisticada berlina disponen de un importante número de elementos, sistemas y componentes regulados electrónicamente.
Todos los sistemas electrónicos aplicados en el automóvil responden a una misma estructura de componentes que podemos definir de la siguiente manera;

UCE (Unidad de Control Electrónico). Circuito central que a través de un complejo programa interno gestiona los actuadores en función de las entradas de información que proporcionan los sensores.

Sensores. Elementos que captan información y transforman los parámetros de entrada en señales eléctricas que la UCE puede entender.

Actuadores. Dispositivos de salida que convierten las señales eléctricas que llegan de la UCE en acciones y respuestas de tipo robótico.

Alimentaciones. El circuito de batería, relés y demás componentes que reparten la corriente eléctrica al sistema.

Inyección electrónica. El funcionamiento del sistema se basa en la activación que hace la UCE de los actuadores en función de la señal que recibe de los sensores. Así, por ejemplo, en caso de más o menos temperatura de agua en el sistema de refrigeración del motor, la UCE dosificará en mayor o menor cantidad el combustible que llega a los inyectores. Igualmente, tratará de mantener un ralentí estable con la acción de la válvula de regulación correspondiente.
La utilización de la electrónica dentro de los vehículos obliga a conocer y a poner en práctica una serie de técnicas que permitan un diagnóstico eficiente.
El tipo de diagnóstico a aplicar en cada sistema electrónico dependerá en primer lugar de lo complejo del sistema.
Para su comprobación se debe utilizar herramientas indispensables en un taller automotriz como Milímetros, Osciloscopios, Scanner, las cuales facilitan el trabajo y permiten realizar un diagnóstico acertado del problema.