Sindicato de Choferes en crisis

sindicatoEl primer día laborable en la Escuela de Conducción del Sindicato de Choferes se convirtió en protesta. Un grupo de sindicalistas de la lista opositora a la de Edwin Vásquez, secretario general del Sindicato Provincial de Choferes Profesionales de Imbabura, se tomó las instalaciones reclamando por la ilegitimidad de su designación como máxima autoridad, asegurando que quien debía estar al frente es Napoleón Játiva.   

RECLAMO
Desde las 05:45 de ayer, los opositores ingresaron. En el lugar se encontraba un guardia de seguridad, un coordinador de vehículos y un instructor de conducción quienes, aparentemente, fueron tomados como rehenes por el equipo contrario.
Personal del Grupo de Operaciones Especiales, GOE, Unidad de Mantenimiento del Orden, UMO, y Policía Judicial, PJ, fueron convocados para ubicarse en la parte externa del lugar para resguardar la seguridad. Estudiantes, empelados y personas que se encontraba por el sitio se aglomeraron y fueron removidos por los uniformados.
Edwin Vásquez ofreció disculpas a los alumnos, debido a las complicaciones que el inconveniente les generó y por el cual no pudieron ingresar a tomar sus clases para acceder a la licencia tipo C.  
“Esto es causado por ciertos compañeros que no aceptan la pérdida que tuvieron el 5 de noviembre del año pasado, y por eso se toman la Escuela de Capacitación, secuestrando a nuestros compañeros que ingresaron a laborar desde las 06:00.
Ellos llamaron al ECU – 911 y manifestaron que estaban detenidos en contra de su voluntad”, señaló el Secretario General.
Gustavo Torres, fiscal, arribó junto a autoridades policiales para constatar el hecho.
Durante el procedimiento, Jorge Montesdeoca, socio, y miembro de la lista opositora, salió por una de las ventanas del inmueble.
“Qué pasa, señores, nosotros no vamos a salir de aquí porque somos los dueños del Sindicato, aquí estamos velando por los intereses de los estudiantes”, manifestó en medio del abucheo de quienes estaban en la planta baja.
“Salgan de ahí”, “no sean malos perdedores”, fueron parte de los gritos que se escucharon.
SEGURIDAD
Compañeros, amigos y familiares de quienes se encontraban en calidad de presuntos rehenes, llegaron para colaborar con sus allegados.
Miembros de la lista opositora circulaban por el sitio y por un momento hubo un cruce de palabras entre los funcionarios del establecimiento y ellos. “Saquen a los sapos”, “no queremos que estén aquí”, se oía en la calle.

 

LA OPOSICIÓN
Los funcionarios activos y militantes de la lista 3 intentaban comunicarse con quienes estaban dentro de la edificación, pero no les fue posible.
Milton Mafla, opositor, aseguró que esta medida fue tomada en beneficio de los estudiantes, ya que según dice, el año pasado se denunció el cobro de un rubro de 100 dólares por alumno, para la ceremonia de graduación entre otras situaciones, por lo que incluso fueron sancionados por la Agencia Nacional de Tránsito, ANT, con el cierre del establecimiento por un lapso de 10 días y la devolución del dinero.

“Parecía que las cosas estaban normales, pero hubo falencias en el proceso electoral, entraron a votar personas no aptas, se sacó una delegada papeletas para llevar a hacer firmar en la casa a los jubilados. Ellos fueron aparentemente asistidos, pero quienes formaban o ponían la huella eran otras personas. Se ha dado el voto asistido antes, pero no de esta manera. No se sabe como llegaron esas papeletas, si llegaron más o menos”, dijo.
Mafla señaló que quienes se encontraban dentro del lugar no estaban secuestrados, sino que se encontraban en allí por su voluntad.
“Les dije que queremos que los compañeros salgan, los policías nos dijeron que les dejen allí y les dije que conste que no están secuestrados, queríamos que la Policía nos ayude para que salgan, pero ellos no quisieron y se quedaron adentro porque quisieron”, indicó.
El socio opositor dijo que sus denuncias están en conocimiento de la situación que atraviesa el Sindicato de Choferes y han presentado la documentación necesaria para actuar antes de la posesión que sería la segunda semana de enero.
“Estamos protegiendo los intereses de los estudiantes, de los padres de familia y de todos”.

PROCEDIMIENTO
Cerca de las 16:15, Ghen Rea, fiscal, en coordinación con autoridades y miembros policiales, entró al lugar que fue abierto con la autorización del representante del Ministerio Público.
Por casi 15 minutos los policías permanecieron en el inmueble hasta que finalmente los presuntos involucrados salieron e ingresaron en el bus policial para ser trasladados.
En ese momento, familiares de los implicados rompieron el cordón policial y hubo forcejeos con los uniformados, para evitar que los sospechosos sean encarcelados.

VOLVERÁN
Humberto Bucheli, chofer profesional sindicalizado, sostiene que esto no detendrá su protesta.
“Apoyamos al líder Napo Játiva. Las elecciones fueron fraudulentas, sacaron papeletas para que se lleven a que llenen los votantes, no hubo reconteos nada. Nosotros impugnamos la candidatura de Vásquez antes de las elecciones, porque fue expulsado de la Federación Nacional, se reeligió ya dos veces, la ley es clara y deben regirse a los estatutos. Choferes no sindicalizados están apoyando al señor Vásquez.
Vamos a llegar a la Presidencia de la República si es necesario para denunciar estos atropellos, hasta que el señor Vásquez salga del poder. Si es posible volveremos a tomarnos el edificio aunque nos vayamos presos”, reiteró.
Una vez que los sospechosos fueron sacados del inmueble salieron los presuntos secuestrados.
También, Edwin Vásquez fue escoltado por guardaespaldas para evitar que los opositores lo agredieran.
Un fuerte resguardo poilicial se evidenció en la calle Juan José Flores.