Siguen las dudas respecto a la piscina olímpica de Ibarra

Ibarra.- A inicios del presente año, la Piscina Olímpica de Ibarra dejó de funcionar. Este hecho causó la preocupación de quienes (en especial nadadores y triatletas) utilizaban este espacio para cumplir con sus entrenamientos. Ahora, surge la siguiente pregunta ¿Se cerrará la piscina? debido a que la semivaciaron.

Antecedente
En los últimos días, Diario EL NORTE recibió una denuncia, de que el agua de la piscina habría sido vaciada. Sin embargo, ante esta preocupación un equipo de este rotativo contactó a Frethman Gomezjurado, presidente de la Federación Deportiva de Imbabura (FDI). Al realizarse la consulta sobre el tema del agua de este escenario respondió que el costo mensual para mantener en buen estado el agua de la Piscina Olímpica es algo costoso. Por ese motivo y para evitar que el agua se convierta en un foco de contaminación, decidieron bajar el nivel de agua de la piscina.
También explicó que, antes de que el mundo sea azotado por la presencia de la Covid-19, las conversaciones y trámites para que el escenario deportivo pase nuevamente a manos de la Prefectura de Imbabura estaban bien avanzadas.

Reacción de Nicaragua
Por otro lado, Santiago Nicaragua, entrenador de natación y funcionario de la Prefectura, es quien, de alguna forma, está colaborando para que este proceso se concrete.
Mencionó que, conversó con Pablo Jurado Moreno, prefecto de la “Provincia Azul” y que la autoridad no tiene ningún problema en hacerse cargo de la Piscina Olímpica.
Nicaragua también explicó que la idea de la Prefectura es que el escenario se vuelva autosustentable y que todo el espacio, no solo el espejo de agua, se transforme en un verdadero complejo deportivo.