Siete puntos para salir de crisis

pag-13La reunión realizada ayer entre los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia y Nicolás Maduro, de Venezuela, dejó como resultado un principio de acuerdo de siete puntos para resolver la crisis fronteriza que atraviesan Colombia y Venezuela desde hace más de un mes.
Los mandatarios “reafirmaron los lazos históricos, la vecindad geográfica y un origen común, reconocen igualmente la importancia de ratificar el derecho de cada país a desarrollar su propio modelo político, jurídico, económico y social”, subrayó Correa.

OPORTUNIDAD
Diario El Tiempo, en su portal web informa que el presidente Nicolás Maduro celebró la reunión y la vio, según dijo, como una oportunidad para plantear las bases de un nuevo inicio de relaciones “basadas en el respeto y cooperación”.
“Ha sido una reunión muy franca, muy clara. Ha sido una reunión en medio de un clima de hermandad”, agregó el mandatario, quien aseguró que debe triunfar la paz.
“Cuando llegamos no era fácil visualizar una reunión compleja. No ha estado exenta de problemas, pero hemos demostrado que con voluntad política sí se puede”, señaló. Finalmente agradeció la invitación de Uruguay y Ecuador.
El presidente Rafael Correa, al final de la reunión, expresó su gratitud por la aceptación de ambos mandatarios a la cita. “Esto es unión latinoamericana. Una gran familia”, aseguró.
Antes de su viaje a Quito, el presidente Juan Manuel Santos dijo que los estados de excepción, declarados por el mandatario venezolano Nicolás Maduro en su país, “no pueden servir de excusa” para las violaciones a los derechos humanos que han sufrido los colombianos que han retornado desde el vecino país.
Ayer en Quito se evidenciaron protestas contra el presidente venezolano.
En cambio, en la Plaza de la Independencia se realizaron protestas a favor del encuentro entre los primeros mandatarios de Venezuela y Colombia.
La crisis entre los dos países se desató el 20 de agosto y suma 1 645 deportados, de acuerdo con cifras entregadas por el presidente Santos, y “un poco más” de 17 000 “damnificados”, entre deportados y connacionales que se han visto obligados a retornar a Colombia. “Colombia no es la culpable de los problemas de Venezuela. Los problemas de la frontera no son nuevos (…) Se requiere cooperación en la lucha contra la delincuencia y la ilegalidad”, dijo el jefe de Estado.

La hoja de ruta entre mandatarios

1. Retorno inmediato de los respectivos embajadores.
2. Realizar una investigación de la situación de la frontera.
3. Reunir a los equipos de ministros para empezar a tratar los temas sensibles de la frontera, la reunión que continuará el miércoles 23, en Caracas.
4. La progresiva normalización de la frontera.
5. La coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país.
6. Hacer un llamado al espíritu de hermandad y la unidad.
7. Trabajar con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay.