Cierre de Siembra EP afecta a centenares de familias y habitantes de Urcuquí

Urcuquí.- Siembra EP, conocida desde su creación como Yachay EP, también es una de las empresas públicas que se cerrarán por la emergencia sanitaria, así lo anunció el martes el presidente Lenín Moreno.

430 funcionarios, una gran mayoría habitantes del cantón urcuquireño serán desvinculados de la empresa que en 2019 recibió el nombre por el actual gobierno como Siembra EP.

Ellos consideran que este cierre perjudicará no solo su situación laboral sino que además a las actividades comerciales y pequeños emprendimientos que se instalaron alrededor de esta entidad, ahora a puertas de desaparecer.

Tras el anuncio los trabajadores indicaron que recibieron la noticia como un ‘balde de agua fría’, por ello, se preparan para hacer una marcha pacífica en las calles de Urcuquí, en rechazo de las nuevas medidas.

Kiwar Salazar, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de Siembra EP, manifestó que anteriormente tuvieron un acercamiento con las autoridades del gobierno, donde acordaron la continuidad del proyecto. Los trabajadores se encargaban de mantener el proyecto ‘Ciudad del Conocimiento’ y de brindar mantenimiento a la Universidad Yachay Tech.

En sus inicios como Yachay

Cuando empezó el proyecto en 2013 se expropió alrededor de 4.018 hectáreas, entre ellas casi 16 haciendas, donde la mayoría de estos trabajadores que se desvincularán eran parte de las haciendas.

Kiwar considera que el proyecto ayudó al desarrollo del cantón, que anteriormente no era tan reconocido a nivel nacional.

“Vamos a pelear en el escritorio y también en las calles. En este momento nos preparamos jurídicamente para la defensa por el tema de liquidación”, señaló Salazar, quien también mencionó que las 2.500 hectáreas podrían ser utilizadas, “quisiéramos invertir nuestras liquidaciones para revivir por lo menos, la tierra que se quedarían en la nada”, añadió kiwar.

Una vista sin buenos resultados

En febrero de 2019 el vicepresidente Otto Sonnenholzner, visitó la ‘Ciudad del Conocimiento’.

En el diálogo con la prensa afirmó en ese entonces que “yo, al igual que todos los ecuatorianos, tenemos la esperanza de que lo revolucionario de los proyectos no sean solo un discurso, sino una realidad, pero lamentablemente ha sido decepcionante en su ejecución”.

Sin estabilidad
En ese mismo mes y año, los habitantes de las comunidades de Urcuquí salieron a las calles a defender el proyecto, quienes aseguraron que si Yachay EP se cerraba serían los más afectados.

Durante ese tiempo la empresa también redujo el 34 % del personal. Desde 2013 hasta 2019 la empresa recibió 250 millones de dólares, según la Coordinadora de Empresas Públicas, y no hubo ninguna ganancia.

De acuerdo a las estadísticas perdieron 16 millones de dólares en 2016; 18 millones en 2017; 10 millones en 2018 y 5 millones el año anterior.