Sepia,

Ibarra. Sepia, Historia Creativas, así se denomina al emprendimiento de dos amigos que decidieron crear un producto original e innovador, se trata de cuadernos ecológicos personalizados que ya cuenta con dos años al servicio de la ciudadanía.

Originalidad. María Fernanda Dávila junto a su amigo Alexis empezaron con este sueño hace dos años con una pequeña idea en base a la necesidad que ellos tuvieron en la universidad.

“Cuando éramos estudiantes de arquitectura necesitábamos unos cuadernos tipo sketches y estos solamente habían en Quito, pero nos enviaban un solo tipo de diseño y eso era un poco complicado porque a veces si se necesita de su propio diseño”.

En base a esto, los jóvenes emprendedores empezaron a unir ideas para crear varios tipos de cuadernos.

Sepia, historias creativas, así lo denominaron a este emprendimiento. Optaron por este nombre porque para crear su producto, usan materiales ecológicos, las portadas lo realizan con cartones reciclados, el color del cartón es sepia y de esta manera salió su marca. Usan variedad de materiales como el cartón, papel de bagazo de caña, papel de piedra, papel bond, papel crab de colores, sketches, entro otros.

Recuerda que su primer pedido fue para una escuela de arquitectura, después más personas se unían para solicitar más pedidos de cuadernos personalizados. Hasta el momento su producto ya ha llegado hasta la capital ecuatoriana.

“Lo que hace diferente a nuestro emprendimiento es que es un producto totalmente personalizado, cada uno de los cuadernos es diferente”.

María Fernanda y Alexis han puesto mucho cariño a su trabajo haciéndolo cada pedido distinto y lo más importante al gusto de su cliente.

Los pedidos se los puede realizar a través de la página oficial de Facebook Sepia, en cuanto a los precios varían ya que algunos materiales son un poco más costosos.

María Fernanda Dávila y su mejores amigo Alexis Dávila unieron varias ideas para crear su emprendimiento, están muy orgullosos del trabajo que han venido desempeñando.
Una habitación en la vivienda de María Fernanda es el lugar de trabajo de los emprendedores, en el sitio tienen todos los implementos necesarios para poder crear estos cuadernos que son al gusto de la ciudadanía y son muy solicitados.