Sentencian a dos miembros de presunto grupo irregular

El Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, conformado por los jueces: Leonardo Narváez, como ponente, Miguel Solá y Diego Chávez, sentenció a 19 años y cuatro meses de reclusión mayor a Lázaro Antonio M. y Yonatan Fernando S., de nacionalidad colombiana, quienes fueron identificados como responsables del crimen del venezolano José Xavier C. alias ‘Doctor’, quien fue encontrado sin vida hace un año en el sector de la Mina Vieja.

El ciudadano, de 36 años de edad, habría sido asesinado en un ataque armado, suscitado en la zona minera de la parroquia de Buenos Aires el 23 de junio de 2019, mientras presuntos grupos irregulares se enfrentaron, a bala, por obtener el control en el sector.

Alias ‘Doctor’ habría sido el encargado de la ‘seguridad’ en el sector minero, luego de la muerte de un presunto guerrillero, según las primeras investigaciones.

Investigación
Mediante técnicas investigativas de campo, manejo de fuentes y demás trabajos operativos, los miembros de la Dinased, lograron localizar un cuerpo sin vida, el cual se encontraba reportado como desaparecido y habría sido victimado, junto a cinco ciudadanos venezolanos, que de igual forma se encuentra reportados como desaparecidos.

Con estos antecedentes el personal policiales, mediante manejo de fuentes, el día 4 de julio del 2019, logró la detención de Yonathan Fernando S. y Lázaro Antonio M., presuntos integrantes de un grupo irregular colombiano que operaba en el sector.

Procedimiento
Durante la detención de los ciudadanos, personal policial realizó la fijación de varios indicios como: terminales móviles, radios Handy, prendas de uso militar y libretas con varios manuscritos relacionados a las actividades ilícitas desarrolladas por los detenidos en el sector minero de la parroquia de Buenos Aires.

Los terminales móviles que se encontraban como evidencia fueron debidamente preciados, logrando obtener fotografías, videos, y audios de voz que relacionan e inculpan a los hoy sentenciados con varias muertes violentas registradas en Buenos Aires, así también fueron valoradas las libretas en las cuales se evidenció la actividades ilícitas a las que se dedicaban como presuntos cabecillas de grupo irregular colombiano.