Sentencian a 34 años y ocho meses a mujer que asesinó a un menor en Ibarra

Las sentencia más altas y agravada en Ecuador es la que recibió Amanda Z, quien fue hallada culpable de asesinato al hijo de su exconviviente, el pasado 29 de abril de 2020, en Ibarra.

Según la Fiscalía, el fallo condenatorio es de 34 años y ocho meses de prisión y también contempla una sanción económica y el tratamiento psicológico para uno de los niños que fue testigos del crimen.

El hecho ocurrió en la parroquia San Antonio de Ibarra.  La Fiscalía demostró que Amanda Z. envió al hermano mayor de la víctima (11 años), a la tienda para perpetrar el delito y acabar con la vida de su hermanito (10 años), en presencia del primo (3 años).

El padre manifestó que la procesada lo habría amenazado con “hacerle algo” a uno de sus hijos, si no volvía con ella.

Más de treinta pruebas –entre testimoniales, periciales y documentales– presentó el fiscal Jefferson Ibarra para sustentar su teoría del caso, en la audiencia de juzgamiento. Entre las principales están el informe de la autopsia médico-legal, que concluyó que el niño tenía veinticuatro heridas ocasionadas con un arma blanca; y, los testimonios anticipados de dos menores de edad que presenciaron el hecho.

A estas se sumaron: el informe de la pericia de ADN, que determinó que la sangre encontrada en las prendas de la procesada era del menor; y, la pericia psicológica efectuada a Amanda Z., que estableció un perfil impulsivo y celópata.

El Tribunal valoró todos los detalles  y emitió el fallo fundamentado en el artículo 47, numeral 11, del Código Orgánico Integral Penal (COIP), solicitada por Fiscalía, por “cometer la infracción en contra de niños, niñas y adolescentes”.

Otros casos con similar condena

En el país, esta pena máxima y agravada es una de las más altas pero no es la primera en el último semestre.  En octubre de 2020, a la pena agravada de treinta y cuatro años y ocho meses de privación de la libertad fue sentenciado un ciudadano extranjero (venezolano) Adrián G. M., de 19 años, como autor directo del asesinato de una mujer de 68 años, que fue voluntaria de la lucha contra el cáncer, ocurrido en el norte de Quito.

Un mes después y por unanimidad, el Tribunal de Garantías Penales del Azuay sentenció a Alfredo José R., a 34 años y ocho meses de privación de libertad, por el robo y muerte de la ciudadana estadounidense, Nancy Thalman, en la ciudad de Cuenca.

Los jueces dispusieron también que pague una multa de 1.000 salarios básicos y 20.000 dólares como reparación integral a los familiares de la víctima.

En el caso más reciente , en febrero pasado, a pocos días de que se cumpla un año del asesinato de Adriana Camacho y su hijo Santiago,  se dictó sentencia en su caso. Un tribunal de Guayaquil condenó a 34 años y seis meses de prisión a Erick O. pareja de Camacho, por el delito de femicidio.