Sentencian a 2 años a pastor por acoso sexual

Ibarra. “Yo solo quiero que se haga justicia”, dijo ayer el padre de la menor de edad que presuntamente fue abusada sexualmente por el ciudadano Mario Alfaro M. “Este hombre no estaba detenido, tenía medidas sustitutivas y por tanto solo se presentaba a firmar cada cierto tiempo ante la autoridad. Este hecho en contra de mi hija sucedió aquí en Ibarra en el 2016”, dijo Pablo P., padre de la joven víctima que en ese tiempo tenía 16 años de edad.

Más sobre el tema. El 14 de este mes se tenía que realizar la audiencia de juzgamiento; sin embargo aquella se suspendió. A esa audiencia tampoco compareció el ciudadano acusado.

Según el padre de la víctima, él junto con el acusado pertenecían a una congregación religiosa en donde el acusado era pastor.

“Yo luego de que mi hija nos contó lo sucedido decidí con mi familia retirarnos de la iglesia. Luego pusimos la denuncia correspondiente en contra de este ciudadano”.

En la Ley. El artículo 166.- Acoso sexual.- La persona que solicite algún acto de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, prevaliéndose de situación de autoridad laboral, docente, religiosa o similar, sea tutora o tutor, curadora o curador, ministros de culto, profesional de la educación o de la salud, personal responsable en la atención y cuidado del paciente o que mantenga vínculo familiar o cualquier otra forma que implique subordinación de la víctima, con la amenaza de causar a la víctima o a un tercero, un mal relacionado con las legítimas expectativas que pueda tener en el ámbito de dicha relación, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años.

Cuando la víctima sea menor de dieciocho años de edad o persona con discapacidad o cuando la persona no pueda comprender el significado del hecho o por cualquier causa no pueda resistirlo, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años, señala la ley.