Sentenciado a 22 años de cárcel por violar a su hijastro

Ibarra. Aproximadamente 12 años de agresiones sexuales tuvo que soportar un joven con el 45% de discapacidad.

El causante del hecho era su padrastro, un sujeto identificado como Laureano Y., quién fue declarado inocente por el Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, sin embargo la Fiscalía apeló dicho fallo y los magistrados de la Corte Provincial de Justicia de Imbabura le sentenciaron a 22 años de cárcel, amparados en el artículo 171 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Según un comunicado de prensa emitido por la Fiscalía General de Imbabura, Laureano Y. agredió sexualmente a su hijastro desde que tenía 11 años hasta cuando cumplió 23, en 2018.

La víctima denunció el hecho en el subcentro de Salud de la parroquia Alpachaca y, de inmediato, Fiscalía inició un proceso penal en contra del agresor.

Detalles. En marzo de este año se realizó la audiencia de juzgamiento. En dicha diligencia la fiscal especializada en Violencia de Género, Sandra Quinteros, demostró la participación del victimario, principalmente con el testimonio anticipado de la víctima, en el que relató todos los abusos. También se presentó el testimonio del médico legista, que confirmó la violación, y de la trabajadora social y de la psicóloga del subcentro de Salud, a donde el joven acudió y dio a conocer el delito.

Los psicólogos de la Fiscalía también aportaron con las valoraciones realizadas, tanto a la víctima, como al acusado, que determinaron el estrés postraumático del joven y el perfil de agresor sexual de Laureano Y.

En la audiencia además se expuso el certificado de discapacidad del joven.