Semana crucial

Este viernes será el plazo para que los movimientos y partidos políticos inscriban sus listas de candidaturas, ahí se define todo e ingresamos en tiempos de campaña.

En su momento, Otavalo contó con un número de cincuenta precandidatos a la alcaldía, a estas alturas creo que llegan a la docena, a pesar de que también ya han confirmado su declinación quienes habían confirmaron su participación.

¿Por qué en Otavalo existen más candidatos que en otras ciudades?. ¿Qué les atrae tanto?, ¿será que quieren servir?. Lamentablemente la respuesta se ve en el nivel de campaña que estamos viviendo, que tendrá desenlace reflejado en la votación de marzo. El proceso para quienes seguimos de cerca las definiciones políticas se vuelve interesante, serán tiempos de trabajo, de tertulias agradables y otras no tanto, de rumores, chismes de todo lado y color.

La curiosidad nos llama, queremos conocer cómo se van dando la conformación de las listas, los políticos buscaban por doquier candidatos, hombres y mujeres, representativos que atraigan votos a sus listas, para las concejalías y las vocalías de las juntas parroquiales. La codicia está en los primeros puestos, el resto es solo relleno o militancia pura. Que susto, casi nadie me llamó para hacerme alguna de estas propuestas poco decorosas, aunque la semana todavía no termina.