Seis mujeres cambiaron su vida luego de ser reinas de Ibarra

Ibarra.- 53 son las mujeres que se han ganado el título de reina de la ciudad de Ibarra, que más allá de la belleza, demostraron que, con inteligencia, voluntad y amor se pueden lograr grandes cosas.

La primera reina fue Isabel de las Mercedes Almeida Subía, elegida en 1967-1968. La número 53 es Diana Milena Gusmán Quiñónez, la tercera reina afrodescendiente de la ciudad; le antecedieron Maritza Minda (2005-2006) y Eliana Ayala (2009-2010).

Es importante destacar que la mejor recompensa para una reina es no ser olvidada por su gente. El reinado, ha sido también la puerta de ingreso a la política, como fue el caso de Andrea Cazar, Andrea Scacco y Carla Proaño.

En 2013 no hubo elección y Daniela Espinoza fue designada por el Concejo Municipal y el alcalde de ese entonces, Jorge Martínez.

Daniela aceptó la responsabilidad y también lo vio como un reto. Manifiesta que ser reina de Ibarra le permitió ser una verdadera mujer ibarreña.

Margarita Proaño, reina de Ibarra 1980-1981

“Para cambiar al mundo no necesitamos ser reinas, pero ser reinas nos abre puertas , se dan oportunidades pero sobre todo es la actitud ante la belleza de la vida, ante la adversidad, ante la injusticia, ante la desigualdad. Debemos empezar por nosotros primero, por nuestra familia, por nuestra ciudad y por nuestro país. Yo no puedo cambiar al mundo, pero puedo cambiar yo. Puedo hacer la diferencia. En la foto posa con su hija Danitza Cimera y su nieta Sofía Ponce Cimera.

María de Lourdes Tirado, reina de Ibarra 1992-1993

‘Hablar de Ibarra es el sentimiento que me inspira, me transporta a recordar vivencias, anécdotas y hermosas oportunidades que me han permitido crecer como ser humano, entre ellas el haber sido electa reina de mi ciudad, experiencia y legado que guardo en mi corazón. Me siento orgullosa de ser ibarreña y continuar disfrutando de su clima, cultura y tradición’

Paulina Vásquez, reina de Ibarra 2006-2007

‘Ibarra, ciudad maravillosa. Fue para mí un honor ser su reina, época inolvidable que marcó mi vida para siempre al poder recorrer cada rincón de mi ciudad y brindar una mano amiga y solidaria a quien lo necesitaba. Los invito a trabajar unidos por nuestra ciudad, a cuidarla y respetarla, a mantenerla linda y limpia y ser ejemplo de bondad y sencillez”

Eliana Ayala, reina de Ibarra 2009-2010

‘Mi aporte al mundo y al país como mujer negra es el empoderamiento de la mujer afrodescendiente a aceptar la naturalidad de su cabello afro a usarlo como arma de enriquecimiento de la cultura afrochoteña y emancipándonos de estereotipos impuestos de la sociedad, la resiliencia está en estos grandes o pequeños ejemplos a las nuevas generaciones’.

Daniela Espinoza, reina de Ibarra 2013-2014

‘Ser reina me abrió paso a la realidad social. De repente te encuentras con ibarreños que no tienen familia, que despiertan recostados en la calle, sin sustento para alimentarse y te preguntas, ¿qué hago para intentar disminuir esa brecha de desigualdad social? Fue así como decidí colaborar con la ciudad que me vio nacer, sin esperar nada material a cambio’.

Janina Guzmán Endara, reina de Ibarra 2016-2017

‘El haber sido reina me permitió conectarme con los ciudadanos, el principal objetivo siempre será encaminado a la ayuda social. Una reina tiene más cualidades que no se centran con la belleza física si no con lo que proyecta desde su interior, de mostrarse una mujer segura, emprendedora y empoderada, en busca de un cambio para Ibarra’.