Seis familias reciben emprendimientos

apoyofamiliasibarra

Ibarra.- Seis familias ya tienen un nuevo trabajo. Estaban con tantas ganas de salir a vender pero tuvieron que esperar el acto formal.

Ayer junto a sus hijos y demás familiares recibieron un emprendimiento que les ayudará para el sustento del hogar.
La felicidad se notó en la expresión de sus rostros, como el de Astrid Uribe, quien aseguró en ese momento que ya quería salir con su nueva carreta a vender las tradicionales arepas colombianas con queso y de choclo, cada una la venderá desde hoy a un dólar con un vaso de café.

“Mi objetivo es sacar a mi familia adelante porque soy madre soltera”, dijo Astrid, quien vive 18 años en Ibarra. Además, mencionó que está muy agradecida con Cáritas de Alemania “porque ellos fueron los que hicieron que este proyecto se haga realidad”.

Finalidad.- Juan Carlos Flores, vicario episcopal de Caridad, añadió que el Día de Cáritas lo que busca es hacer presente la obra social que hace la iglesia, “pero por amor a Dios como nuestra obligación”.

Durante el evento el padre Iván Onofre, vicario general, entregó un certificado a cada uno de los emprendedores.
Nancy Japón trabaja en Cáritas Ecuador en el área de Movilidad Humana, explicó que los emprendimientos son una tienda de abastos, venta ambulante y una peluquería móvil. Indicó también que trabajan en un proyecto con Cáritas alemanas para la frontera norte con los refugiados que habitan en Lago Agrio, Ibarra y Tulcán.

Nancy informó que antes de entregar los emprendimientos, el equipo local conformado por un abogado y un psicólogo realizan las atenciones y hacen un seguimiento a las familias e identifican el perfil para ser beneficiadas, como el nivel de vulnerabilidad, el número de niños y que no hayan tenido apoyo de otra organización.

Agradecimiento.- Jenny Castro también se benefició de uno de los proyectos, específicamente de la tienda de abastos.
Contó que por la condición de su esposo, quien estaba en estado vegetativo y que Diario EL NORTE publicó la noticia, buscó ayuda y esta fue una puerta que se le abrió.

Jenny aseguró que es el momento de salir adelante junto a sus hijos, ya que no cuentan con la presencia de su esposo, “él falleció hace casi tres meses y es una oportunidad de salir adelante y seguir luchando”.