Sector lácteo en la provincia entre la ‘espada y la pared’

El sector lácteo de Carchi está al borde precipicio. La sobre producción y poca comercialización de la leche está generando serías pérdidas en el sector ganadero.

La crisis por la pandemia de Covid-19 ha hecho que más del 50% de la leche producida en Ecuador se comercialice de manera informal.

En el marco de las competencias de fomento productivo que tienen las prefecturas y ante la imperiosa necesidad de solicitar al Gobierno Nacional el establecimiento de una política de reactivación del sector productivo de leche.

El Prefecto del Carchi Guillermo Herrera, solicitó al CONGOPE una reunión de trabajo con las prefecturas de Pichincha, Cotopaxi, Chimborazo, Cañar, Imbabura Azuay, Napo y Pastaza para definir acciones mancomunadas y soluciones a corto plazo.

Situación actual
Guillermo Herrera hizo conocer el panorama actual del sector primario de leche reconociendo la problemática como: altos costos de producción, baja demanda de leche y uso de suero para la industrialización, baja calidad de la leche, deficiente sistema de comercialización, contrabando y falta de créditos para su reactivación.

De igual manera Byron Pacheco, prefecto del Cañar, Rita Tunay, prefecta del Napo y el viceprefecto de Pichicha Alexandro Tonello coincidieron en responsabilizar al Gobierno Nacional por la falta de apoyo y atención al sector lechero del país.

Las autoridades creen que se debe establecer políticas que contemplen acciones como: cumplimento de la Ley para que la leche se venda a 42 centavos litro, control de contrabando en fronteras norte y sur, industrialización de los derivados de la leche, entre otros. Hay expectativa por ello.