Se unen para rendir un homenaje a Emilia

emiliaIbarra.- Con lágrimas en los ojos, decenas de mujeres, hombres y niños de Ibarra se reunieron en el parque Pedro Moncayo. El plantón por Emilia Benavides recordó la muerte de varias imbabureñas que han aumentado la cifra de femicidios en el país.

El asesinato de la menor lojana enluta a todo el Ecuador y más aún, a quienes aún lloran la pérdida de una familiar durante un acto violento.

Plantón. El Colectivo Más de Ocho y la Plataforma Nacional Vivas Nos Queremos, reunieron a todas las personas que luchan día a día en contra de la violencia a la mujer.

Lilian Basantes, mentora del plantón, señaló que este ha sido un año muy duro para las mujeres en el país ya que la violencia no ve edad ni condición social. “En memoria de estas mujeres encendemos estas velas, ellas son un impulso para seguir con nuestra lucha”, dijo.

“Como madre y mujer estoy profundamente consternada e indignada, estos sentimientos han movido a las mujeres del país. Este ha sido uno de los años en que la violencia contra las mujeres ha aumentado y lamentablemente el femicidio es una de las principales causas de muerte”, agregó Lilian.

Lucha. Los sentimientos de las mujeres coincidían, la impotencia se apoderaba de sus palabras al recordar no solo el asesinato de Emilia, sino la muerte de todas las mujeres que se han producido en la provincia.

El caso de la niña de 9 años marca profundamente al país. Las ibarreñas, como movimiento, aseguran que la sociedad se ensaña en contra de la mujer, con una cultura machista que las considera como objetos sexuales.

“Los hombres piensan que pueden decidir sobre nosotros, que estamos sin derechos. Piensan que somos propiedad de otros y los hombres creen decidir sobre nuestros cuerpos, nuestras vidas y sentimientos”, finalizó Basantes.

Apoyo. Hombres y niños de todas las edades se unieron al plantón por Emilia. Para ellos el asesinato de la niña es una muestra cobarde de como la sociedad ve al sexo femenino como débil.

“No entiendo porque los hombres pueden actuar con tanta frialdad y maldad. Vivimos llenos de estereotipos que no permiten cambiar a los machistas. Todos en nuestras familias tenemos a un agresor, es hora de que todo esto termine, es hora de que vivamos en paz”, comentó con la voz entre cortada Gabriel Vásquez, mientras encendía una vela en contra de los actos degradantes que ocurren a diario en nuestro país.