Se retirará el cableado ‘muerto’ desde el 15 de enero

cablesIBARRA. Hay cables en la ciudad que están en mal estado, atados a un poste, colgados sobre otros, y hasta tirados en la calle, que dañan el ornato de Ibarra.

Pero esto sí tiene una solución. Jorge Llanos, comisario de Construcciones del Municipio, indicó que el cabildo desde el próximo 15 de enero de 2017 ejecutará un plan denominado “Ibarra ordenada avanza”, que busca dar una mejor imagen a la ciudad, eliminando estos cables en desuso.

Según un comunicado de prensa, la Comisaría de Construcciones realizó una convocatoria a propietarios de las denominadas redes físicas aéreas que prestan servicio de telefonía celular, televisión por cable e internet.

La reunión se llevó a cabo en la Casa de la Ibarreñidad con el objetivo de llegar a un consenso para que se eliminen los cables que se encuentran dañados y dan una mala imagen a la ciudad.

Según la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones, ARCOTEL, en los artículos 14 y 15 sobre derechos y obligaciones de propietarias de redes físicas aéreas, informa que es obligación de las personas naturales o jurídicas propietarios del cableado eliminar los cables que estén en desuso y causen molestias.

Quienes asistieron a la reunión aceptaron el proyecto del Municipio y se comprometieron a eliminar los denominados “tallarines” que causan contaminación visual principalmente en el centro.

El plazo para eliminar los cables es de 90 días a partir del 15 de enero de 2017. El trabajo iniciará en el Centro Histórico, en las calles Juan Montalvo, Chica Narváez, Colón y Mejía.

En el acuerdo consta que el Municipio de Ibarra a través del departamento de Gestión de Desarrollo Urbano y Rural, entregará a cada una de las empresas el plano de la ciudad.

Donde deberán identificar los circuitos y la nomenclatura de todos los sectores en donde mantienen cables de propiedad de las empresas.

Los documento que deberán retirar lo podrán hacer desde el 12 hasta el 21 de diciembre de 2016.

Las empresas deben etiquetar todo el cableado y accesorios que les pertenezca e identificar con una credencial y ropa de trabajo a los trabajadores de la empresa a la que corresponden.

También mitigar el impacto ambiental que genera el tendido de redes físicas aéreas.

Cada empresa establecerá un cronograma de trabajo para la revisión de etiquetado y retiro de cables en desuso a fin de no coincidir ni entorpecer el trabajo de cada una de ellas.

El asunto que se trató en la Casa de la Ibarreñidad fue el retiro del cableado en desuso por parte de las personas naturales y jurídicas propietarias de las áreas físicas que prestan servicios.

Según el acta de la reunión de trabajo del 30 de noviembre, se instaló la sesión de acuerdo a la invitación realizada por el comisario municipal de construcciones, Jorge Llanos.

Uno de los compromisos es retirar y asumir el costo por retiro de los insumos e infraestructura tecnológica en desuso que actualmente no mantienen abonados, clientes y suscriptores.