Se restauran imágenes religiosas

Wilson Saltos, artista plástico de Urcuquí, es el encargado de restaurar algunas imágenes religiosas en la Iglesia de San Miguel de Urcuquí.   
La hermandad de la iglesia mediante un oficio solicitó al alcalde el apoyo para efectuar este trabajo, que fue aceptado. Al momento el artista está en proceso de restauración de 6 cuadros que corresponden a los milagros de San Vicente Ferrer, pintados sobre la pared de una de las naves de la iglesia.
Dijo que se conservanlos colores y texturas originales de las pinturas que pasan los 100 años.
 Según datos históricos, la Iglesia cantonal se edificó a mediados del siglo XVIII, ya que este pueblo tenía como dogma que, San Miguel Arcángel les brindaba protección. El primer templo fue muy modesto y su techo estaba cubierto con hojas secas de caña de azúcar. La reconstrucción de la Iglesia se dio después del terremoto de 1868 y se concluyó en 1902. La iglesia matriz del cantón San Miguel de Urcuquí, es un reflejo del estilo Ecléctico tradicional, característico por sus pilastras de capitel, compuesto por cornisas y molduras. En la puerta principal sobresale el arco de medio punto, pilastras cuadradas y triángulos de madera, muros calados en forma de almohadillado y coronado de molduras, un óculo central y una espadaña de dos cuerpos.
 Las características más relevantes son: retablos, altar mayor y andas de madera, las mismas que son utilizadas en las procesiones de Semana Santa. En su interior está adornada con tallados y pinturas, entre las cuales se puede destacar: La Virgen de la Inmaculada, La Dolorosa, Jesús del Gran Poder, Virgen del Tránsito, Cristo Yacente, San Vicente Ferrer, Señor de la Agonía, imagen de Judas y San Mi