Ibarra. En diciembre de 2016, la naturaleza puso a prueba a las edificaciones antiguas. Una de ellas fue el Palacio Episcopal cuya cubierta se vino al suelo.

El entonces alcalde de Ibarra, Álvaro Castillo, declaró en emergencia a la Capilla Episcopal, templo católico que data de 1872 y cuya cubierta se destruyó, afectada por la falta de mantenimiento y los movimientos sísmicos.

En el 2016. Han pasado tres años desde que las gestiones y acciones se emprendieron para lograr la restauración de este patrimonio ibarreño y es más, se aprovechó para realizar trabajos arquitectónicos y técnicos de recuperación de la iglesia Catedral, sitio icónico de la ciudad.

Ayer, en horas de la mañana, monseñor Iván Minda y el arquitecto Pablo Ruiz informaron en detalle lo que se ha hecho, tanto en la dirección técnica como en la inversión económica efectuada para recuperar estas dos joyas de Ibarra.

“Manos a la obra”, sí tuvo respuesta. “Les he convocado para comentarles sobre toda la tarea que hemos venido realizando en la reconstrucción de la Catedral, parte de la Capilla Episcopal y otros trabajos complementarios. Quiero destacar un valor importante a lo largo de esta campaña que la hemos denominado ‘Manos a la obra’ que es el sentido de pertenencia y responsabilidad del pueblo de Dios, de nuestros fieles católicos en toda la Diócesis de la provincia, que no se han refugiado bajo la excusa de que ‘ellos también tienen sus templos que cuidar y que mantener’, sino que han comprendido, dijo monseñor Minda, que la iglesia Catedral es la iglesia de todos. Hemos realizado algunas actividades previstas y otras quedan por continuar, afirmó.

Mano negra. Se refirió a la rifa que tenía como premio mayor un vehículo, mismo que se ganó la señora María Guamán de Priorato. “Lo único que se podría decir es que ahí hubo mano negra, porque fui yo el que saqué el boleto premiado… mano negra, pero honrada, me parece”, señaló en medio de sonrisas.

Entre todas las actividades y ayudas hemos sumado la cantidad de 171 521,98 dólares, “ de esto tenemos ya cobrado líquido 162 757,98 dólares, quedando un valor por cobrar de 8 764 dólares”, señaló monseñor Iván Minda.

El administrador apostólico de la Diócesis de Ibarra, agradeció al GAD municipal de Ibarra que contribuyó con el cambio de la cubierta de la Capilla Episcopal, lo cual se ha sumado a otros trabajos que hemos hecho en la parte frontal y está bastante presentable.