Se reintegró a las filas luego de un grave accidente

Ibarra. “Cerca de dos años, luego de mi accidente me vuelvo a incorporar a la institución policial”, dijo el teniente Jorge Ortiz.

“He estado en todo este tiempo siendo parte de la institución, pero sin desempeñar funciones, ahora sí voy a realizar actividades en todo lo que es el área administrativa de la Policía Nacional”, dijo el oficial.

Antecedentes. El 4 de marzo de 2018, durante una competencia ciclística, Jorge Ortiz, sufrió un grave accidente que lo dejó en una silla de ruedas.

Los pronósticos no eran nada alentadores para el oficial, muchos decían que no volvería a ponerse de pie; sin embargo su perseverancia y fuerza de voluntad han demostrado todo lo contrario, a tal punto que ayer en La Plazoleta Monseñor Leonidas Proaño, en donde fue reintegrado a las actividades, dio su discurso de pie.

Su testimonio. “Puedo caminar, claro que por el momento lo hago con la ayuda del andador, y pues si esto logré en un año y once meses, espero mucho más y lo voy a lograr en el resto del tiempo. Dentro del país los mejores médicos me dijeron que sería imposible volver a caminar, salí al exterior e igualmente me dijeron que era imposible debido a la lesión en mi columna”, dijo Jorge ayer a Diario EL NORTE , luego de terminado el evento de bienvenida por parte de las autoridades policiales.

Los que no le abandonaron. “Yo soy oriundo de la provincia del Carchi, pero ya estoy radicado en la ciudad de Ibarra. Aquí en este día están las personas más importantes y que no me han abandonado, ellos son los doctores de la Policía, mis padres y Tatiana que siempre ha estado allí desde que me pasó el accidente. Soy de estado civil divorciado, tengo un hijo que tiene dos añitos de edad. Yo seguiré trabajando para seguir ascendiendo en la entidad policial”, dijo el oficial de 28 años de edad.

Su familia. Una de las personas más felices cuando ve caminar a Jorge es Mayra Revelo, su madre. “Cuando le realizaron la operación en un hospital de Quito, a una enfermera le pregunté el estado de mi hijo y ella me respondió: ‘Ni Dios le volvería a hacer caminar’. Quisiera volverla a ver y que constate que los milagros sí existen”, sentenció en una entrevista anterior con este medio doña Mayra.

Pero el padre de Jorge también está agradecido con la vida. “Para mi esto es muy emocionante, primero quiero dar gracias a Dios, porque mi hijo está volviendo a caminar. El apoyo de la Policía siempre ha estado presente y espero que mi hijo vuelva a trabajar de forma normal y lleve una vida normal”, dijo Eduardo Ortiz Solis, padre del oficial policial reintegrado.

El médico. ”Pese a la lesión compleja, luego de dos años de rehabilitación el oficial está logrando dar sus primeros pasos, se puede poner de pie, y eso es bastante significativo, lo que implica también que como institución policial tenemos que darles todo el respaldo para estos señores servidores policiales, pero también está la voluntad de él y su familia, que ha permitido tener este nivel de recuperación”, dijo William Núñez, médico de la Policía Nacional. Aseguró que se continuará realizando un seguimiento sobre la rehabilitación del oficial.

Oficial Jorge Ortiz durante su alocución, efectuada ayer, en su reintegro a la Policía. Lo hizo de pie.
Su familia y sus compañeros le dieron la bienvenida y le desearon toda clase de éxitos en esta nueva oportunidad de la vida.
En la gráfica se muestra el día en que ocurrió el accidente del oficial policial, sucedió en una competencia ciclística.