Se realiza veeduría a evaluación de fiscales

IBARRA.- Las veedurías ciudadanas son un mecanismo de control social, mediante el cual los ciudadanos y ciudadanas vigilan, fiscalizan y controlan la administración y gestión de lo público y también del sector privado que maneje recursos públicos o desarrolle actividades de interés público.

Aproximadamente hace un año se dio inicio al proceso de evaluación de desempeño y de productividad de agentes fiscales, fiscales de adolescentes infractores y fiscales provinciales a nivel nacional. Esta evaluación tiene el objetivo de determinar los niveles de calidad en el desempeño y productividad de los servidores en el ejercicio de sus funciones.

El proceso de evaluación abarca el periodo comprendido desde enero de 2016 a diciembre de 2019, y es importante, puesto que la última evaluación para fiscales de este tipo se realizó en el año 2013.

Después de pasar por un riguroso proceso, a nivel nacional se han seleccionado 43 veedores, como representantes de la ciudadanía, quienes tienen la tarea de observar y fiscalizar que el proceso de evaluación de los agentes fiscales se desarrolle con transparencia. En Imbabura, Luis Miguel Aguilar, abogado y Rosalba Martínez, docente universitaria, fueron seleccionados como veedores de este proceso de evaluación.

“Hemos tenido reuniones periódicas tanto con Fiscalía, como con el Consejo de la Judicatura, hemos presentado observaciones, y el objetivo de esta veeduría es fiscalizar el desempeño de los agentes fiscales a nivel nacional, para que una vez que sean evaluados, sean los mejores profesionales, y también mejore la calidad del servicio y se dé una buena imagen hacia la sociedad”, afirmó Martínez.

Según los veedores, la productividad y el desempeño de los funcionarios se evalúan considerando variables cuantitativas y cualitativas. El personal de carrera fiscal que se somete a la evaluación debe obtener un mínimo de 80 puntos sobre 100 para mantenerse en sus cargos.