Se quejan por el ruido que producen las máquinas de artesanos

industriaOTAVALO. Los lugareños de varias ciudadelas se han acercado a la Dirección de Gestión Ambiental a mostrar su malestar ante los daños que están ocasionando las máquinas industriales.

Daños. Fracturaciones en techos y paredes, vibración en el piso y un ruido interminable es parte de la problemática que se está produciendo en distintas ciudadelas o áreas residenciales como en la Collahuazo primera etapa, en la prolongación de la calle Quito y en zonas rurales.

Los moradores explican que se han cansado de decir a sus vecinos que acoplen la casa para evitar daños, sin embargo han hecho caso omiso, “Yo sé que el trabajo es un derecho de todos, pero el buen vivir también, los vecinos al ocupar las máquinas para realizar sus artesanías están produciendo daños en nuestros hogares”, manifestó Soledad Tapia, perjudicada.

Controles. Sara Suárez jefa de Gestión Ambiental, certificó que hasta su dependencia han llegado varias denuncias sobre esta contaminación por ruido y vibración, por lo que han acudido a los talleres a las inspecciones respectivas.

Recalcó que a los artesanos no se les está exigiendo la compra de maquinaria de punta o nueva, ya que saben el costo que representan, sin embargo sí les han dicho que deben realizar algunas adecuaciones para minimizar el impacto ambiental que causan estas actividades.

“Lastimosamente hemos visto una negativa por parte de los propietarios, incluso se agrede en muchos casos a los técnicos que van a realizar las inspecciones”.