Se queda en la cárcel por rebelión

p29f2IBARRA. La noche del 28 de marzo de este año fue inolvidable en el sector de Azaya. Agentes de la Jefatura Antinarcóticos de Imbabura, Criminalística entre otros servicios llegaron a dicha zona a fin de encontrar a personas dedicadas al expendio de sustancias sujetas a fiscalización, peor al llegar al sitio fueron recibidos a palos y piedras. Tal es así que Javier T. habría sido detenido porque supuestamente agredió a un oficial antidroga. Una herida de tres centímetros en la frente presentaba el uniformado y acusó de manera directa al procesado por la agresión.

 

culpable. Fue el dictamen otorgado al procesado y seis meses de prisión deberá pagar en el interior de la cárcel de Ibarra. El tiempo que lleva interno suma como parte de su condena.

HECHO. Una gresca inició debido a que los moradores no permitían que los agentes realicen su trabajo de allanamiento y búsqueda del estupefaciente y de las personas implicadas en la tenencia y comercialización del mismo. El objetivo era allanar una vivienda, pero los policías fueron recibidos por una muchedumbre enardecida. Un video expuesto en la diligencia se mostró a los jueces sobre la ‘batalla campal’ que se formó en el sector. En el incidente los patrulleros y vehículos policiales fueron dañados. A pesar de aquello los efectivos cumplieron con su labor y recabaron la evidencia necesaria y detuvieron a presuntos infractores.