Se ‘prolonga’ vida de un árbol

arbolANTONIO ANTE. Dos esculturas que simbolizan la solidez y fortaleza que tiene la Unidad Alberto Enríquez, fueron elaboradas en dos trosas de madera de un árbol de pino que por muchos años permaneció al ingreso de esta institución que hace poco cumplió 51 años de creación.

 

HISTORIA. Se puede decir que el árbol de pino tenía la misma edad que la institución cumplió, pero debió ser derribado debido a que sus raíces estaban ocasionando daños a la infraestructura. En ningún momento se atentó contra la naturaleza, explica Héctor Buitrón, quien cuenta que con el fin de prolongar e inmortalizar la vida del árbol se decidió realizar un par de esculturas, donde se expresan las vivencias diarias en el colegio.

SIGNIFICADO. Este docente de arte que lleva 25 años en la institución diseñó las esculturas. Para su construcción contó con la participación de varios estudiantes.
El título de las esculturas es “alcanzando la cima”. Su autor explica que la obra está compuesta por dos personajes, uno simboliza la solidez de la institución que paso a paso se ha labrado durante 51 años. Durante este tiempo han transitado diferentes directivos, maestros y miles de estudiantes. En la base del tronco tiene tallados basados en las culturas del norte del país como: la Capulí, Cuasmal, que simbolizan la fertilidad, el progreso y la inteligencia de nuestros aborígenes. También está amalgamado con elementos contemporáneos como son: tres prismas que simbolizan la grandeza de la institución conformada por estudiantes y maestros.
La segunda escultura contiene líneas curvas que significan la feminidad la fertilidad, los cubos representan la exactitud y la perfección.