‘Se me quemó mi chosita’

p46f1Julio Gerardo Beltrán, su esposa Alba Jenny Narváez y su hija de 10 años, llegaron hace seis días desde la frontera. Hace seis meses se les incendió su “ranchito” y ahora piden caridad en la calle.

Tragedia. “Nosotros reciclábamos papel”, dijo Julio, de 56 años. Con tristeza relata que su “ranchito”, una humilde casa de un solo cuarto se les incendió. Al interior del domicilio embodegaban cartón y plástico lo que generó que el incendió sea incontrolable.

Su “ranchito”, se ubicaba en el barrio el Hueco, en el departamento de Nariño – Ipiales, a pocos minutos de la frontera con Ecuador. Julio, todos los días salía desde su casa para vender café en el puente de Rumichaca. Por las tardes junto a su esposa Alba Jenny, recolectaban cartón.
“Unos vecinos que teníamos nos dijeron que aquí en Ecuador la gente es de buen corazón”, fue así que la necesidad los obligó a vivir en las calles y pedir caridad.
En estos seis días han recolectado 60 dólares. Julio y su familia, aspiran reconstruir su casa. Mostrando un letrero en el que se observan fotos de su casa destruida. Las personas que deseen ayudar a esta familia colombiana que por necesidad llegó a Ibarra, lo pueden hacer en la pensión Olmedo o en el parque Chile, en donde estará hoy.