Se llevan combustible ilegalmente a Ipiales

Tulcán. Vehículos que cargan hasta 50 dólares en una sola estación y que por varias veces al día recorren otras estaciones abasteciéndose de combustible vienen generando unas filas interminables en las gasolineras de Tulcán hace dos semanas. Para quienes residen en esta ciudad es evidente que el contrabando de combustible a Colombia despuntó a causa del desabastecimiento que sufre Ipiales y Pasto por el paro indígena que no encuentra solución.

Ipiales. La semana pasada en un recorrido a las estaciones de gasolina de Ipiales que realizó Diario El Norte, Gonzalo Coral, administrador de uno de estos centros indicó que de 12 estaciones apenas 2 tenían algo de combustible, el resto cerró y los transportistas públicos y privados sobrevivían del contrabando de gasolina ecuatoriana. Cada galón alcanzaba fácilmente los 20 mil pesos, es decir cerca de 7 dólares. Estos precios dispararon el abastecimiento repentino en las bombas sin que exista un control que pueda frenarlo.

La ARCH reportó en su cuenta de Twitter que se realizaron operativos. Las filas desaparecían por minutos pero al ausentarse los entes de control los vehículos se aglomeraban a tanquear. Una persona tardaba hasta una hora para poder adquirir combustible. Arch e Intendencia anunciaron operativos.