Se investiga el uso de bienes públicos en campaña política

Tulcán. En el auge de la campaña política, el Consejo Nacional Electoral realiza un monitoreo constante para evitar que las organizaciones incurran en faltas.

Monitoreo. Roberto Balseca, técnico de Fiscalización del Consejo Nacional Electoral del Carchi, indicó que la fiscalización se hace por tres vías: control de propaganda a través del registro de todos los artículos promocionales en la provincia, infracciones electorales que pueden ser de dos tipos: cuando se haya realizado pautajes de manera privada en los medios de comunicación social y colocar vallas publicitarias no autorizadas; y la tercera forma de control es el uso de recursos públicos. En este caso, el CNE los registra pero al no ser competencia de esta instancia se remite a la Dirección Nacional de Fiscalización para que se traslade a la Contraloría General del Estado.

“Estamos haciendo el registro de toda la propaganda que ya entra como campaña electoral y va hasta el 21 de marzo”. Dentro de las novedades presentadas hay informes de presunciones de uso de recursos públicos. Además, previo al inicio de campaña, se registró cerca de 1200 evidencias como precampaña.

A través de un acuerdo nacional entre la Contraloría y el CNE se vigila la no utilización de recursos públicos. Liceth Morillo, directora administrativa y de talento humano de la Prefectura señaló que en el caso de los recursos institucionales como vehículos estos tienen un GPS para su localización y los conductores deben informar el trayecto que recorren con un uso estrictamente laboral. La ciudadanía puede denunciar si observa que se utilizan en actividades de campaña. Los funcionarios que decidan ser parte de campañas electorales lo pueden hacer fuera de su horario laboral o en su defecto haciendo uso de su derecho a vacaciones.

En el caso de la Prefectura de un aproximado de 450 funcionarios, un 10% hacen uso de vacaciones.