Se instala el Comité de Emergencias en Imbabura y se volverá a reunir a las 16:00

Ibarra. Los representantes de todos los ministerios y autoridades locales se encuentran reunidos en la Sala de Crisis del Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1 para coordinar una intervención integral en la parroquia La Merced de Buenos Aires, cantón Urcuquí. Esto luego de que el presidente Lenín Moreno emitiera un decreto de estado de excepción por el tema de minería ilegal, en esta parte del país.

Aproximadamente a las 10:00, la funcionaria arribó en un helicóptero de la Policía Nacional hasta la sede zonal del ECU en donde fue recibido por el nuevo gobernador de Imbabura Álvaro Castillo para inmediatamente reunirse con altos mandos de la Policía y de las Fuerzas Armadas, así como el vicealcalde de Ibarra, Marco Antonio Hadathy; la viceprefecta de Imbabura, Cristina Males; comandante de la Policía, Nelson Villegas; el exgobernador, Galo Zamora Andrade; entre otras autoridades.

Durante la rueda de prensa, posterior a la reunión, la Ministra indicó que la minería ilegal es una de las nuevas amenazas de seguridad y que desde la Policía Nacional se comenzará a organizar una Dirección Contra la Minería Ilegal, similar a la Dirección Antinarcóticos.

Romo solicitó manejar de manera adecuada la información y evitar llamar a estos grupos como “guerrilleros”. “Hay que ser muy cuidadosos con los términos, lo que tenemos son grupos de delincuencia organizada, no les vamos a dar otra denominación”.

Respecto a las personas que deberán salir de la zona de intervención, la Ministra indicó que es que “el primer punto de llegada de las personas que están saliendo de la zona de Buenos Aires, y sus asentamientos como la Ciudad de plástico, La Vicera, La Feria, va a ser necesariamente Ibarra, para después movilizarse a otras provincias y en caso de ser extranjeros a sus respectivos países. Para esto, según la funcionaria, ya se dispone de un contingente para movilizarlos desde la terminal terrestre agregó.

El operativo se inició desde esta madrugada en conjunto con policías y militares. Al menos 2 400 uniformados ya están en la zona, más un equipo de 20 fiscales. Según Romo, esta parroquia tiene unos 1 800 habitantes, pero en la zona de montaña donde se desarrolla la minería ilegal, calculan que hay “miles de personas asentadas, dedicadas a actividades ilegales”, no solamente a la minería ilegal, a la que se refirió como una “amenaza multidimensional”.

La Ministra indicó que el Comité de Operaciones de Emergencia queda instalado y volverá a reunirse a las 16:00 bajo la conducción del Gobernador de Imbabura.