Se fortalece seguridad alimentaria en dos poblados de Imantag

Los habitantes de las comunidades Piñán y Guananí, ubicadas en la parroquia Imantag, cantón Cotacachi, soportaron serias dificultades, debido a la crisis sanitaria, motivada por la pandemia del covid – 19. El mayor impacto recibieron las familias de escasos recursos económicos, especialmente en la parte económica y alimentaria.

En días pasados, el equipo técnico de Desarrollo Económico de la Prefectura entregó lotes de pollos y alimentación para su crecimiento, a los moradores de estas dos localidades. Se trata de una ayuda práctica que exige dedicación y cuidado para obtener buenos resultados en la crianza de las aves.

Con mucha satisfacción recibieron este aporte los pobladores de ambas comunidades; los campesinos se mostraron dispuestos a poner toda su atención a este proyecto, al que consideran una alternativa para mantener ocupado su tiempo, con la esperanza de, en corto plazo, obtener pollos listos para la venta y consumo en sus hogares.

En total, USD11.486 se invirtieron en el financiamiento de esta tarea en la que interviene también el Gobierno Parroquial de Imantag.

El no poder salir a trabajar agudizó la situación de estas comunidades rurales. Los días de encierro, dispuesto por las autoridades de salud, como medida para evitar el contagio de covid-19, hizo que su economía prácticamente se reduzca al mínimo, debiendo acudir al cultivo de la tierra para poder sobrevivir, sustentando una parte de su alimentación.

Ante esta situación, el organismo provincial dentro de sus competencias y pese a las limitaciones económicas puso en marcha el Proyecto de Seguridad y Soberanía Alimentaria en favor de las familias más golpeadas por la pandemia.