Se fortalece el patrullaje montado en la zona

patrullaje

IBARRA. Con ‘bombos y platillos’ el pasado 7 de octubre el exministro del interior, José Serrano, entregó al comando provincial cuatro caballos para el patrullaje montado en la zona.

Con esa donación se creó un nuevo servicio en la Policía de Imbabura. Se trata de la Unidad de Equitación y Remonta que entró en operaciones hace más de dos meses.

Los seis uniformados que pertenecen a esa dependencia son imbabureños. El oficial Ronald Castillo, quien está al frente de la unidad es ibarreño y lleva en esa especialidad cinco años. Mientras que sus subalternos tienen una experiencia de 12 años.

Por ejemplo Franklin Pastrana de Atuntaqui recibió el pase con agrado. Además asegura que está cerca de su familia.
Los patrullajes a caballo son por turnos. No dejan suelto ni un solo espacio del día para vigilar.

“Este proyecto se manejaba hace algunos años. Afortunadamente se ejecutó y nos interesa crecer. Ibarra será la matriz de la zona uno. Esta unidad se creó en base a la necesidad y problemática en los diferentes sectores. La propuesta para el 2017 es de 14 caballos y 25 policías para que exista un funcionamiento del 90 por ciento. La idea es llegar al final del año duplicando el número de ejemplares y personal”, dijo Castillo.

El patrullaje está centrado en el distrito Ciudad Blanca, la laguna de Yahuarcocha, El Priorato, Aloburo, y la Loma de Guayabillas

Actualmente no pueden trasladarse a otros cantones debido a que todavía no cuentan con un transporte adecuado para los caballos. “Lamentablemente no tenemos un presupuesto directo para contratar un vehículo. La aseguradora nos exige un transporte ideal para los caballos”, manifestó.

La Unidad de Equitación y Remonta de la Policía Nacional nació en Quito. Luego se extendió a Guayaquil y Cuenca. Ibarra es la cuarta ciudad a nivel del país que cuenta con esa unidad.

Entre los casos que más atienden los uniformados son recuperación de menores de edad y retiro de libadores en la vía pública. Castillo espera servir con su personal en espectáculos públicos o deportivos.

PROYECTOS

El primer objetivo para el siguiente año es mudarse a un espacio propio. Actualmente los ejemplares están en las pesebreras del Ibarra Tenis Country Club, que está localizado en Yahuarcocha.

Una vez con el terreno adecuado tratarán de emprender programas de la equinoterapia y aumentar un control a caballo en la zona rural. La meta también es dar servicio al resto de cantones y también a las provincias como Esmeraldas, Sucumbíos y Carchi.