Se extiende hasta el 21 de octubre el canje de billetes deteriorados

billetesokQUITO. El Banco Central del Ecuador (BCE) extendió el plazo para que la ciudadanía pueda seguir canjeando los billetes laminados hasta el próximo viernes 21 de octubre.

La entidad atenderá en todas sus dependencias a nivel nacional en horario extendido de 09:00 hasta las 17:30. También se podrá realizar el canje en la agencia de BanEcuador en su horario habitual de lunes a viernes de 09:00 a 17:00.

Rodrigo Landeta, subgerente del BCE, instó a la ciudadanía a tener en cuenta que no todos los billetes se deben canjear, sino solo aquellos que tengan daños severos.

“Las personas, al ver cualquier tipo de billete deteriorado, que esté arrugado, que le falte un pedazo o que esté manchado, se ha preocupado y ha venido al Banco Central, así como al sistema financiero para depositar esos billetes, pero muchos de esos billetes no deberían ser canjeados porque van a seguir siendo circulados”, acotó.

La autoridad también recordó a los ciudadanos que el sistema financiero (bancos y cooperativas) tiene la obligación de continuar recibiendo billetes laminados en sus depósitos y transacciones. Por lo que, si el ciudadano tiene algún inconveniente con esta disposición podrá hacer las respectivas denuncias ante la Superintendencia de Bancos, o al correo billeteslaminados@bce.ec.

En días pasados, el BCE informó al país que por decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos ya no se recibirán billetes laminados que tengan las siguientes características:

? Billetes rotos en pedazos y con exceso de remiendos, con cinta adhesiva en ambos lados.

? Billetes rotos y con exceso de remiendos, con cinta adhesiva que obstruyen su identificación en ambos lados.

? Billetes rotos con exceso de remiendos con cinta adhesiva y con otro material en ambos lados.

Recomendaciones: El Banco Central añadió varias recomendaciones para preservar los billetes: evitar estrujarlos, humedecerlos, mancharlos o perforarlos; no escribir en ellos ni exponerlos al fuego; no aplicar sellos ni grapas, ni colocar cinta adhesiva o pegamento en exceso; de forma preferencial, usar cualquier medio de pago electrónico como tarjetas de débito, de crédito, transferencias electrónicas o dinero electrónico.